Femenino plural

EL MANUAL DE LA BUENA ESPOSA

Alejada de la memoria histérica, la idea de El manual de la buena esposa, un repaso a la España de la Sección Femenina del franquismo que marcó la vida de tantas mujeres, se revela fresca y acertada. Una prueba es que el público ríe a base de bien con este popurrí de doce escenas que, como un Florido Pensil de amas de casa y jóvenes casaderas, ha escrito con ingenio un sexteto cargado de talento. Ignoro quién escribe qué sketch, pero no me extrañaría que Miguel del Arco anduviera detrás del de las jóvenes que espían escandalizadas la ducha comunitaria de unas alemanas. Yolanda García-Serrano podría firmar el de la locutora de radio feminista y Juan Carlos Rubio el de la folclórica que ha de cantar una copla adoctrinante, aunque también podrían ser obra de Ana R. Costa o Verónica Fernández. Y todo el espectáculo parece hecho a la medida de Alfredo Sanzol, en especial la charla entre tres niñas a punto de hacer su Primera Comunión.

Una mezcla hilarante de recuerdos, folclore y postales ideológicas va dibujando una España kitsch que logra hacernos sonreír gracias a un puñado de divertidísimos textos y a tres actrices con una vis cómica enorme: Llum Barrera, Natalia Hernández y Mariola Fuentes lo bordan y se lo deben de pasar en grande en escena.


Autores: Alfredo Sanzol, Miguel del Arco, Ana R. Costa, Yolanda García-Serrano, Juan Carlos Rubio, Verónica Fernández. Dirección: Quino Falero. Intérpretes: Llum Barrera, Mariola Fuentes, Natalia Hernández. Teatro Lara. Madrid.

Crítica publicada originalmente en La Razón, recogida en Notas desde la fila siete (Febrero 2012).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *