Sanzol, el selenita

EN LA LUNA

Hay pocos creadores jóvenes en las artes escénicas españolas con un universo propio tan claramente definido como el de Alfredo Sanzol. En los últimos años ha patentado una fórmula que tiene como señas de identidad un teatro construido sobre sketches y un humor fino de tintes sociales y familiares. El dramaturgo y director busca una narración costumbrista, alejada de la tentación de lo grueso pero sin pelos en la lengua: en un momento de Sí, pero no lo soy, dos lolitas provocadoras jugaban del vocablo, y en otro de este nuevo espectáculo, En la luna, dos niños abordan sin tabúes la vida sexual de sus padres. Los diálogos y las situaciones del autor navarro son tiernos y bruscos, un punto marcianos y a la vez perfectamente verosímiles.

Por eso se asimila con una sonrisa la propuesta no enunciada –salvo por la escenografía y, muy de pasada, por el texto– de En la luna: asistimos a las anécdotas protagonizadas por la generación que lidió con el final del franquismo, la Transición y los últimos años 80, pero todo esto ocurre en una España ficticia situada en nuestro satélite, con la Tierra al fondo. En definitiva, parece decirnos Sanzol, ser español es lo más selenita que cabe imaginar.

Todo ocurre en una España ficticia situada en nuestro satélite, con la Tierra al fondo. En definitiva, parece decirnos Sanzol, ser español es lo más selenita que cabe imaginar.

La risa y la sonrisa, medidas hábilmente, son inevitables ante este bonito retrato español con policías secretas que atracan bancos, “navarricas” ofuscadas y artesanos a los que Franco deja deudas al morir. Un universo entrañable, como lo era el de Delicadas, que sería imposible sin la labor de un sexteto de actores sobresaliente. Con Juan Codina y Lucía Quintana el director partía de una trabajada sintonía. Otros, como Jesús Noguero, Nuria Mencía, Palmira Ferrer y Luis Moreno, se han amoldado a la perfección a sus códigos. Todos están realmente divertidos y oportunamente lunáticos.


Autor: Alfredo Sanzol. Dirección: Alfredo Sanzol. Escenografía: Alejandro Andújar. Iluminación: Pedro Yagüe. Vestuario: Alejandro Andújar. Intérpretes: Juan Codina, Palmira Ferrer, Nuria Mencía, Luis Moreno, Jesús Noguero, Lucía Quintana. Teatro de La Abadía. Madrid.

Crítica publicada originalmente en La Razón, recogida en Notas desde la fila siete (Diciembre 2011).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *