La cueva de Volodia

Juan Mayorga
Juan Mayorga, en 2015 / Foto cortesía de Felipe Sevillano/AS

Volodia: (apartándose del perro como puede) Pues vale. ¿Y qué? Le gustan las fábulas. Y en sus obras unos cuantos bichos hablan y citan a filósofos. ¿Qué, metemos a Esopo y a La Fontaine en la Academia? ¿Cuentitos infantiles?

Germán: No sea cínico. “La gente necesita que le cuenten historias. Sin cuentos, la vida no vale nada”. Esto es lo que le digo a mi alumno, ese chico de la última fila. Tome nota.

Odín: ¿Cuentos infantiles? Hágase revisar la bilis, amigo (enseña los colmillos). A usted, allí en su cueva oscura e impregnada de mezquindad, me gustaría verle escribiendo una parábola con animales antropomórficos sobre el fin y los medios, y la justificación última de la tortura cuando hay vidas inocentes en peligro. A usted, cara de acelga, me gustaría olerle el miedo mientras trata de acertar en la pregunta, sí, no me ponga esa cara, en la pregunta, no en la respuesta. Es una duda kantiana de gran calado, y que plantea mediante un drama de altura.

Seguir leyendo.

Encuentra tu teatro

Encuentra el teatro al que quieres ir en el mapa. En nuestro listado están todos los de Madrid. Haz clic en la imagen o búscalo en en nuestro menú.