El muerto al bollo

ADIÓS ARTURO

Suele ser al revés. Ya saben: el muerto al hoyo y el vivo al bollo. Pero aquí llegan Jordi Milán y su tropa y le dan la vuelta al tema mortuorio adornándolo con plumas, lentejuelas y excesos multicromáticos. A fuerza de ser una compañía mainstream , La Cubana ha llegado a ser contracorriente, un grupo de perros verdes, amarillos y fucsias que hacen algo tan transgresor como es la revista de varietés en la España de 2019.

Continuar leyendo «El muerto al bollo»

Estado de shock

SHOCK (EL CÓNDOR Y EL PUMA)

En ocasiones la crueldad se hace necesaria. Hablo del teatro, claro, no de la vida real, donde el sadismo y el mal son injustificables. Hablo de mostrarle al espectador los detalles terribles. Hablo de hacerle entrar en estado de shock. ¿De qué otra manera abordar, si no, los hechos infames del Plan Cóndor, las detenciones, las torturas, los desparecidos? Mucho de esto, crueldad y zarandeo del espectador, hay en Shock (El cóndor y el puma), el documento vibrante y redondo que firman con el sello Animalario, aunque sin ser una producción de esta compañía, varios de sus habituales. Pero también hay en escena teatro, juego, humor y vida. Teatro grande, ambicioso y memorable.

Continuar leyendo «Estado de shock»

Yo, robot

"Metálica", de Íñigo Guardamino
Isla, Luengo y Sáenz de Heredia, en la obra / Foto: Mario Zamora
METÁLICA

A estas alturas del siglo XXI cualquier persona mínimamente interesada en la tecnología y en la ficción conoce las tres leyes de la robótica de Asimov. Quizá, ya entrados en la era de la IA e internet, nos queda enunciar correctamente un nuevo conjunto de leyes: las de la Humanidad; es decir, las que regirán nuestra relación con los robots y, en concreto, su uso sexual (un tema del que ya se ha escrito, aunque queda mucho camino por andar). De esa relación trata el angustioso, terrible y a la vez divertidísimo nuevo montaje de Íñigo Guardamino, Metálica. Continuar leyendo «Yo, robot»

Lección de corrección

LA GOLONDRINA

Llegué a La golondrina con ciertas expectativas. Fue uno de los textos de autores contemporáneos seleccionados hace un año para un ciclo de teatro español en Londres, es una obra que había tenido éxito fuera de España y había oído comentarios elogiosos sobre este texto de Guillem Clua, de quien había visto con agrado La piel en llamas (2006). Tenía además a Carmen Maura en el escenario. Y, aunque reconozco que no me había informado y por tanto no sabía bien de qué trataba el montaje, una vez visto se puede decir que el texto tiene lo que, a priori, podrían considerarse temas de gran interés, entre ellos el terrorismo y la identidad sexual. Continuar leyendo «Lección de corrección»

Un pulso a la libertad

'Espejo de víctima' de Ignacio del Moral
Rufo y Noguero, en ‘La odiosa’ / Foto: marcosGpunto
ESPEJO DE VÍCTIMA

Casi todo en el nuevo estreno del CDN es atrevido, empezando por su formato: en Espejo de víctima no asistimos a una obra, sino a dos, La lástima y La odiosa, sendas piezas escritas por Ignacio del Moral de 45 minutos cada una -intermedio mediante- que conforman un díptico brutal, ferozmente inteligente y desafiante a todo tipo de convenciones. No las convenciones formales -la dirección de Eduardo Vasco está al servicio del texto, prescindiendo de la tentación de los fuegos artificiales-, pero sí las mentales, las estructuras de lo políticamente correcto y lo esperable. Continuar leyendo «Un pulso a la libertad»

Masacre documental

 
Godino, Lastra y Climent, en la obra
PORT ARTHUR

El estreno de Port Arthur ha coincidido, con solo un par de días de separación, con el terrible ataque contra dos mezquitas de Nueva Zelanda a manos de un extremista supremacista que ha dejado 49 muertos. Es curioso cómo la obcecada realidad ha venido a apoyar a este montaje de teatro documento que recrea el interrogatorio a Martin Bryant, el sospechoso de un atentado similar ocurrido en 1996 en el destino turístico del título, en la isla australiana de Tasmania. Bryant, un joven con pinta de surfero, con un grado de deficiencia mental y un creciente odio a la sociedad, asesinó a sangre fría a 35 personas. Continuar leyendo «Masacre documental»

Yo sí te creo

JAURÍA

Voy a comenzar con dos fechas. La primera: 21 de abril. Es cuando terminan las funciones de Jauría en el Pavón Teatro Kamikaze. Si aún no tienen entrada, corran a comprarla. Es un espectáculo imprescindible, uno de los mejores que van a poder ver este año en Madrid. La segunda: 7 de julio, pero de hace tres años. Aquella madrugada de 2016 cinco jóvenes sevillanos que se llamaban a sí mismos La Manada metieron en un portal de Pamplona a una chica de 18 años. El resto lo conocemos por la prensa, por lo que supuso para la sociedad española y por una mediática sentencia. Material altamente inflamable para un escenario. Continuar leyendo «Yo sí te creo»

Tragarse las palabras

IMPULSOS (BPM)

Conviene entender Impulsos (BPM) dentro de su contexto: es un montaje surgido del Laboratorio Rivas Cherif, es decir, el espacio de «investigación dramatúrgica» del Centro Dramático Nacional, y que forma parte del ciclo Escritos en la Escena II, una parte de la programación del CDN dedicada a trabajos que se van conformando frente al espectador: hay una primera tanda de exhibición con la obra aún en pleno proceso de formación y un segundo grupo de fechas frente al público con la pieza ya teóricamente lista. Continuar leyendo «Tragarse las palabras»

Ver arder el mundo

"José K. Torturao", de Javier Ortiz
Hermés, en el montaje
JOSÉ K. TORTURADO

En La paz perpetua, Juan Mayorga se servía de un título kantiano para plantearse, a través de una fábula contemporánea, una pregunta interesante y espinosa: ¿es lícita la tortura si sirviéndose de ella se puede evitar la muerte de inocentes? Para entendernos, no ya la tortura para arrancarle a un terrorista detalles sobre su organización y por lo tanto atentados futuros, sino algo inmediato: el lugar exacto en el que hay una bomba que va a estallar en unas horas. Eso mismo parece querer plantear José K. torturado, un monólogo del periodista y escritor español Javier Ortiz. Aunque las finalmente la propuesta intelectual de Ortiz se aleja, por desgracia, de la de Mayorga. Continuar leyendo «Ver arder el mundo»

Liddell en estado impuro

THE SCARLET LETTER

Hace ya años que Angélica Liddell dejó de ser una creadora del circuito minoritario para convertirse en una artista con una capacidad de convocatoria arrolladora. Sus estrenos en Madrid son obligados para quienes quieren estar al tanto de lo último en creación escénica contemporánea (también para dejarse ver y aparentar, claro, como en todo fenómeno similar, aunque esto no es exclusivo de Liddell). Arranco con esta detalle periférico que puede tener poco que ver con lo que la dramaturga y directora propone desde el escenario porque su capacidad para ser altavoz me parece importante en esta ocasión. Continuar leyendo «Liddell en estado impuro»