La Tristura contra Garfio

"Cine", de La Tristura
Fernanda Orazi y Pablo und Destruktion, en la obra
CINE

Es muy complicado hablar de algunos asuntos sin caer en la lágrima fácil, en la edulcoración tramposa o el recurso a la emoción. Por eso, Cine tiene un interés de entrada loable: La Tristura ha abordado uno de los mayores escándalos -al menos debería serlo- que aún siguen sin tener un eco total en España, el de los niños robados durante el franquismo y los primeros años de la democracia. Y lo ha hecho con Cine, una historia narrativa, un viaje personal que no acentúa el dolor, que fluye y permite acercarse a los personajes con reposo, sin que -salvo quizá en una escena, la del cara a cara con un juez responsable de los robos- el sesgo convierta a esta interesante propuesta teatral en teatro doctrinario. Es combativo, sí, pero no deja de haber una mirada teatral y reflexiva.

Continuar leyendo “La Tristura contra Garfio”

Crematorio a la soriana

"Los Mariachis", de Pablo Remón
Los cuatro protagonistas de la obra / Foto: La Abducción
LOS MARIACHIS

Hace poco descubrí a Pablo Remón en la bella, divertida y melancólica obra El tratamiento, aunque el autor y director llevaba ya unos cuantos títulos estrenados, montajes de los que quienes van más al teatro que yo no paraban de hablar (Barbados etcétera, La abducción de Luis Guzmán…). Los Mariachis es la nueva producción de Remón y en ella se encuentra de nuevo un talento singular para la narración y una sensibilidad extraña capaz de mezclar con acierto la comedia más bárbara con la tristeza. A todo ello, Remón suma aquí la radiografía de la España de la corrupción con un relato de políticos que meten la mano en la caja, fiestas rurales con cabezudos, pueblos que agonizan en la meseta soriana, cocaína y granjas de avestruces. Y, de nuevo, el resultado es una obra que merece la pena no perderse. Continuar leyendo “Crematorio a la soriana”

La Zaranda toca fondo

"Ahora todo es noche", de La Zaranda
Sánchez, Bustos y Campuzano, en la obra/ Foto: Gerardo Sanz
AHORA TODO ES NOCHE

Corona estable del teatro postdramático poético-arrabalero,  La Zaranda, compañía convertida ya en “Teatro Inestable de Ninguna Parte” -el apéndice “de Andalucía la Baja” se quedó por el camino, autoexiliados de su tierra-, parece querer acercarse a sus retratados en una nueva incursión en la miseria cotidiana, que en esta ocasión es pecuniaria también. Son tres parias que no vienen de ningún lugar ni van a ningún sitio. Tres sin techo, tres tirados que han ido a naufragar en un aeropuerto. Y con ellos, tocando fondo en una alegoría -otra más- de la tristeza y la desesperación, los jerezanos tocan techo. ¿Dije suelo o techo? En esta ocasión la distancia que separa a uno de otro cabe en un titular, en una obra de Shakespeare, en una hora y media de teatro grande . Continuar leyendo “La Zaranda toca fondo”

Pasolini se pierde en Alcàsser

"La capilla de los niños", de Javier Sahuquillo
Juan de Vera, en la obra / Foto: Escaparate Visual
LA CAPILLA DE LOS NIÑOS

Javier Sahuquillo es un dramaturgo y director valenciano. Después de ver La capilla de los niños, queda claro además que siente devoción por Pier Paolo Pasolini, que podría ser un novelista notable, que ha vivido -si no de forma física, sí sin duda en su mente- el Gran Tour italianizante en versión siglo XXI, y que en su afán por dar en el clavo y lograr la obra total ha confundido novela con teatro y se ha metido en un lodazal de géneros, temas e historias, con cadáveres reales, ficción político-policiaca, devoción literaria y relato personal del que es difícil salir sin daños. Continuar leyendo “Pasolini se pierde en Alcàsser”