Femenino plural

EL MANUAL DE LA BUENA ESPOSA

Alejada de la memoria histérica, la idea de El manual de la buena esposa, un repaso a la España de la Sección Femenina del franquismo que marcó la vida de tantas mujeres, se revela fresca y acertada. Una prueba es que el público ríe a base de bien con este popurrí de doce escenas que, como un Florido Pensil de amas de casa y jóvenes casaderas, ha escrito con ingenio un sexteto cargado de talento. Continuar leyendo “Femenino plural”

Regreso al futuro

"El tiempo y los Conway", de J. N. Priestley, dirigida por Juan Carlos Pérez de la Fuente, 2012

EL TIEMPO Y LOS CONWAY

Cuestión de pasados y de presentes: otro director habría optado para El tiempo y los Conway por un universo de sombras. Es curioso comprobar, con ambas piezas en cartelera, cuánto le debe el Agosto de Tracey Letts –brillante en la versión de Gerardo Vera, aunque en códigos muy diferentes– a la obra de John Boyton Priestley que dirige Juan Carlos Pérez de la Fuente: demasiadas casualidades, desde el padre ahogado a las hijas infelices, los maridos comparsas o tarambanas, la mansión que se hunde… Continuar leyendo “Regreso al futuro”

El gran drama americano

AGOSTO (CONDADO DE OSAGE)

Inventada la ‘tragedia americana’, queda por establecer si existe el ‘gran drama americano’. El problema es que EE UU es inabarcable: más que un país, sus siglas definen a todo Occidente. Y aun así, cuando acaban las cortísimas casi cuatro horas de Agosto (Condado de Osage), se tiene la sensación de que Oklahoma es toda Norteamérica y los Weston el retrato de un pueblo incapaz de escapar a su sino, un óleo hiperrealista de Andrew Wyeth, como los que hábilmente ha incardinado Gerardo Vera como cortinas audiovisuales en esta hermosa e hiriente despedida del CDN. Lástima que le haya llevado ocho años llegar a brillar en su mejor montaje. Continuar leyendo “El gran drama americano”

Sanzol, el selenita

EN LA LUNA

Hay pocos creadores jóvenes en las artes escénicas españolas con un universo propio tan claramente definido como el de Alfredo Sanzol. En los últimos años ha patentado una fórmula que tiene como señas de identidad un teatro construido sobre sketches y un humor fino de tintes sociales y familiares. El dramaturgo y director busca una narración costumbrista, alejada de la tentación de lo grueso pero sin pelos en la lengua: en un momento de Sí, pero no lo soy, dos lolitas provocadoras jugaban del vocablo, y en otro de este nuevo espectáculo, En la luna, dos niños abordan sin tabúes la vida sexual de sus padres. Los diálogos y las situaciones del autor navarro son tiernos y bruscos, un punto marcianos y a la vez perfectamente verosímiles. Continuar leyendo “Sanzol, el selenita”

Artistas de la taxidermia

NADIE LO QUIERE CREER

Como un Lázaro ajeno a su destino, La Zaranda muere y resucita en Nadie lo quiere creer, su más reciente espectáculo, subtitulado La patria de los espectros; también el más oscuro y macabro, una composición naturalizada –no por teatro naturalista, nada más lejos de lo que La Zaranda cultiva actoralmente, sino por los guiños de taxidermia de esta fábula de andalucismo gótico– en la que junto a aves disecadas, los de Jerez meten en cloroformo al ser humano. Continuar leyendo “Artistas de la taxidermia”

Tiernas batallitas de la abuela

DELICADAS

Es paradójico: las mujeres que retrata Delicadas tienen poco de delicadas. Son de esas hembras de armas tomar; un matriarcado discreto, eso sí, pero no delicado. Mujeres que, pese al contexto bélico que les tocó vivir, no tiemblan al desnudarse para mandarle una foto a su novio al frente, o que apoyan a su hombre aunque éste sea un percusionista pesado que le da la tabarra a todo el pueblo. Tierno y divertido homenaje a nuestras madres, tías o abuelas, aquellas mujeres que vivieron la Guerra Civil, este viaje fragmentado en breverías –marca ya de la casa– escritas y dirigidas por Alfredo Sanzol, mantiene el nivel elevado de su anterior dramaturgia, aunque el tono busque otros territorios. Continuar leyendo “Tiernas batallitas de la abuela”

En la soledad de los campos de algodón

En la soledad de los campos de algodón

GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC CALIENTE

No es extraño que a alguien tan fascinado por el poder y sus abusos, aunque habitualmente sea desde la épica (ahí están sus adrenalínicos Ricardo III, Julio César y Ubú), como es Àlex Rigola le haya interesado el retrato de familia derrumbándose que es Gata sobre tejado de zinc caliente de Tennessee Williams, un damero maldito en el que siempre falta una palabra -la innombrable atracción homosexual entre Brick y Skipper- y en el que otras muchas se lanzan a la cara, creando una pantalla de ruido que esconde una terrible incomunicación. Continuar leyendo “En la soledad de los campos de algodón”

Café del bueno

SÍ, PERO NO LO SOY

No está mal, para variar, ir al Centro Dramático Nacional y tener la sensación de que se ha equivocado uno y en vez del solemne Teatro María Guerrero se ha colado, sin querer, en alguna sala alternativa de Lavapiés. Sólo la cuidada escenografía de Sí, pero no lo soy, que firma Alejandro Andújar -y que recrea con lujo uno de esos bares decadentes de los años sesenta, con bola de discoteca, espejos por doquier y asientos tapizados en rojo- confirma al espectador que está en el principal teatro público, aunque éste haya sido “ocupado”, para bien, por una compañía curtida en otros territorios. Continuar leyendo “Café del bueno”

Wilson, como un pez fuera del agua

"La dama del mar", de Robert Wilson

LA DAMA DEL MAR

A priori, el teatro de Ibsen, impregnado de los silencios y el fatalismo nórdico, casi gélido por momentos, atroz en otros, y la concepción escénica de Robert Wilson, una explosión milimetrada de color y sonido, parecen antagónicas. Sin embargo, en la tragedia de la ninfa Ellida, el director texano, alejado de su elemento, habitualmente menos intimista, encuentra un solar insospechado en el que edificar otro de sus hermosos collages expresionistas. Continuar leyendo “Wilson, como un pez fuera del agua”

El Alcón y los lobos

"rey Lear", de Shakespeare, dirigida por Gerardo Vera, 2008

REY LEAR

Oscuro como una lobera, así es este Rey Lear de Gerardo Vera en el Centro Dramático Nacional. Al fin y al cabo, de eso habla Shakespeare, de lobos, o de hombres que son lobos para el hombre. Como las hijas de Lear, Gonerill y Regan -estupendas Carme Elias y Cristina Marcos, la mejor del reparto-, que humillan y abandonan a su anciano padre tras ganárselo con palabras. Lobo hambriento es Oswald -muy bien también un poderoso y magnético Jesús Noguero-, que reclama con engaños y traición a su propia familia lo que el nacimiento le negó. El bien y el mal, el poder, la ambición, la lealtad, la traición, todo está en El Rey Lear. Continuar leyendo “El Alcón y los lobos”