¿Qué tal? Muy bien

Felicidad
De izda. a Dcha., Rodríguez Soriano, Rojas, Mayén yAsenjo, en la obra
FELICIDAD

Qué fácil, aparentemente. Qué complicado a la vez. La vida y nada más. Felicidad se llama este pequeño viaje de una compañía de raíces andaluzas, Tenemos gato. Y ofrece eso: un retrato de las pequeñas cosas que la dan o la quitan. Y de paso, para que el comprador no se vaya sin probar el producto, un trago de eso mismo, de felicidad, con un montaje mejorable, imperfecto, pequeño pero a la vez delicioso, divertido y sincero. Continuar leyendo “¿Qué tal? Muy bien”

Esto no es una crítica feroz

http://images.eldiario.es/fotos/casa-Bernarda-Alba-Teatros-Canal_EDIIMA20171213_0857_21.jpg
ESTO NO ES LA CASA DE BERNARDA ALBA

Eso nos dice Carlota Ferrer, directora de este ying y yang, este ejercicio de dualidad escénica, este darlo todo para después quemarlo todo: nos dice desde el título que lo que vamos a ver no es La casa de Bernarda Alba. Y eso, precisamente, es y no es una mentira, según se mire. De la misma forma que estas líneas son y no son una crítica feroz. El que quiera entender, que siga leyendo y entenderá. Continuar leyendo “Esto no es una crítica feroz”

Portazo al portazo

Mamen Camacho, como Nora
CASA DE MUÑECAS

Lo mejor que ofrece esta revisión del “clásico” de Ibsen a cargo de José Gómez-Friha y la compañía Venezia Teatro es que será, diría, difícil de olvidar. Se quedará incrustada a la retina como un post-it fucsia a un viejo tomo encuadernado en piel austera. La apuesta estética y tonal es, cuando menos, osada: una fantasía kitsch a medio camino entre la elegancia de Balenciaga y la locura cromática del Alicia en el País de las Maravillas de Burton. Además, es un viaje tragicómico con final inesperado. ¿Inesperado, dice? Esto es Casa de muñecas. ¿No? Continuar leyendo “Portazo al portazo”