Estado de shock

SHOCK (EL CÓNDOR Y EL PUMA)

En ocasiones la crueldad se hace necesaria. Hablo del teatro, claro, no de la vida real, donde el sadismo y el mal son injustificables. Hablo de mostrarle al espectador los detalles terribles. Hablo de hacerle entrar en estado de shock. ¿De qué otra manera abordar, si no, los hechos infames del Plan Cóndor, las detenciones, las torturas, los desparecidos? Mucho de esto, crueldad y zarandeo del espectador, hay en Shock (El cóndor y el puma), el documento vibrante y redondo que firman con el sello Animalario, aunque sin ser una producción de esta compañía, varios de sus habituales. Pero también hay en escena teatro, juego, humor y vida. Teatro grande, ambicioso y memorable.

Continuar leyendo «Estado de shock»

Faltan cárceles

"Consentimiento", de Nina Raine, dirigido por Magüi Mira, CDN
Peña, Noguero y Morales, en la obra / Foto: marcosGpunto
CONSENTIMIENTO

En ocasiones, al margen de su planteamiento estético y su desarrollo como espectáculo, incluso de su calidad literaria -por estructura, ritmo o arquitectura interna-, un texto puede revolver al espectador en el asiento por su mensaje. Reconozco tener un problema más de índole ciudadana que teatral con Consentimiento. Parece que todo vale en la actual atmósfera sororitaria, pero ojo, si llevamos a sus últimas consecuencias lo que la autora británica Nina Raine propone, van a faltar cárceles para tanto «violador» (y «violadora»). A las estadísticas sobre infidelidad me remito. Continuar leyendo «Faltan cárceles»

Fantástica taberna

FALSTAFF

«Desterrad al orondo Falstaff y desterraréis al mundo entero», se defiende el susodicho en una de las muchas y geniales líneas que colecciona en Enrique IV. Falstaff, el borracho, el noble cobarde, el alegre y ocurrente amigo de juergas del joven príncipe Enrique, el putero y ladrón, como el propio Shakespeare lo describe, es, más que un personaje, una feliz intromisión en el alma humana, liberada la mirada de prejuicios. Todo eso lo han sabido transmitir Marc Rosich y Andrés Lima en un montaje que, como hizo Orson Wells en el cine, reúne los dos Enrique IV y parte de otros textos shakespearianos. Continuar leyendo «Fantástica taberna»

El huracán de Animalario

URTAIN

Probablemente, el momento más triste de Toro salvaje sea la visión de un Jake La Motta decadente ensayando chistes frente al espejo. He aquí, en este Urtain de la compañía Animalario, otra historia magnífica de ídolos de barro de la que también conocemos el final: Urtain, el ex campeón de los pesos pesados de Europa, el que fuera el deportista más popular del país, el que se fotografió con Franco y soñó un día con tumbar a Cassius Clay, ha muerto. Es 1992, España mira a Barcelona y José Manuel Ibar, Urtain, de quien nadie se acordaba, ha saltado desde un edificio. Continuar leyendo «El huracán de Animalario»