El frío del vacío

"Islandia", de Lluïsa Cuillé
Paula Blanco y Jordi Oriol, en la obra / Foto: May Zircus y David Ruano
ISLANDIA

En algún momento de su concepción, allá por 2009, quizá Islandia constituyera una idea atractiva. Puedo imaginarme a Lluïsa Cunillé, una de las dramaturgas españolas más justamente celebradas de las últimas décadas, queriendo construir un relato que hablara de la crisis financiera y a la vez del desencanto, de la desilusión a la que un joven se enfrenta cuando parte en busca de sus raíces y se da de bruces con la pesadilla de una América marginal y un desarraigo emocional. Pero todo ello, en escena, se convierte en este título que dirige Xavier Albertí, en una de las historias más frías y vacías que se hayan contado en los últimos tiempos en el Centro Dramático Nacional. Un largo viaje a ninguna parte en el que el espectador se siente tan atrapado como su protagonista.

Continuar leyendo “El frío del vacío”

Estrellas Volodia

Nudos en la teoría de las cuerdas

"Si no te hubiese conocido", de Sergi Belbel
Unax Ugalde y Marta Hazas, en la obra / Foto: marcosGpunto
SI NO TE HUBIESE CONOCIDO

En Si no te hubiese conocido, el dramaturgo y director Sergi Belbel estira las teorías de universos paralelos, pura física cuántica llevada a su terreno más hipotético, para contarnos la historia (las historias, posibles, entretejidas) de una pareja marcada por el destino. Allí donde se encuentren Eduardo y Elisa, sea en una realidad o en otra, el amor los unirá. Continuar leyendo “Nudos en la teoría de las cuerdas”

Estrellas Volodia

Más madera

Cunill, Bermejo y Escolar, en Vania / Foto: Alba Pujol
VANIA (VERSIÓN LIBRE DE LA OBRA DE CHÉJOV)

Resulta casi provocador tener en cartelera Espía a una mujer que se mata y estrenar otra versión de Tío Vania con tanto en común con la de Daniel Veronese. El Vania libre de Àlex Rigola no lo es tanto: está fuertemente sujeto al concepto de deconstrucción. Viene a durar casi lo mismo que el del argentino y, como aquél, extrae la esencia del texto para dejarla reducida a una espuma aromática con cuatro personajes. ¿Copia? Continuar leyendo “Más madera”

Estrellas Volodia

El gran drama americano

AGOSTO (CONDADO DE OSAGE)

Inventada la ‘tragedia americana’, queda por establecer si existe el ‘gran drama americano’. El problema es que EE UU es inabarcable: más que un país, sus siglas definen a todo Occidente. Y aun así, cuando acaban las cortísimas casi cuatro horas de Agosto (Condado de Osage), se tiene la sensación de que Oklahoma es toda Norteamérica y los Weston el retrato de un pueblo incapaz de escapar a su sino, un óleo hiperrealista de Andrew Wyeth, como los que hábilmente ha incardinado Gerardo Vera como cortinas audiovisuales en esta hermosa e hiriente despedida del CDN. Lástima que le haya llevado ocho años llegar a brillar en su mejor montaje. Continuar leyendo “El gran drama americano”

Estrellas Volodia

Experimento extraviado

WOYZECK

La suerte del infeliz Woyzeck ha de arrastrarnos, hundirnos, conmovernos. Lo lograba Robert Wilson cuando hacía tronar a Tom Waits: «La miseria es el río de la vida». Porque sólo miseria conoce el soldado de baja estofa, carne de experimentos médicos que lo harán enloquecer. Pero el montaje del Centro Dramático Nacional tiene más de estanque que de río: Gerardo Vera construye uno de sus trabajos más hermosos en lo estético -con bosques de juncos salvajes abatibles dominando la penumbra-, pero tanto su dirección como, sobre todo, la versión de Juan Mayorga se diluyen en los problemas de alcoba del protagonista. Continuar leyendo “Experimento extraviado”

Estrellas Volodia

En la soledad de los campos de algodón

En la soledad de los campos de algodón

GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC CALIENTE

No es extraño que a alguien tan fascinado por el poder y sus abusos, aunque habitualmente sea desde la épica (ahí están sus adrenalínicos Ricardo III, Julio César y Ubú), como es Àlex Rigola le haya interesado el retrato de familia derrumbándose que es Gata sobre tejado de zinc caliente de Tennessee Williams, un damero maldito en el que siempre falta una palabra -la innombrable atracción homosexual entre Brick y Skipper- y en el que otras muchas se lanzan a la cara, creando una pantalla de ruido que esconde una terrible incomunicación. Continuar leyendo “En la soledad de los campos de algodón”

Estrellas Volodia