Un gran carnaval

Arias y Bécares, en la obra
NEKRASSOV

Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con una obra de teatro de la que supiera, a ciencia cierta, que aspira a adoctrinarme sin pudor. En 1954, Jean-Paul Sartre había visitado la URSS y elogiado su sistema. En 1956, se había desdicho, más o menos, y distanciado del régimen soviético en El fantasma de Stalin. Escrita entre medias, en 1955, Nekrassov es una comedia total e inesperada de Sartre y todo lo que uno puede esperar del entusiasta que aún no había perdido la venda: un ataque despiadado al capitalismo y a la idea de lo que representaba EEUU y Occidente en el momento en que fue escrita, en plena Guerra Fría, con clara devoción por la ideología marxista. Continuar leyendo “Un gran carnaval”

Ascenso y caída de la ciudad sin ley

Lehman Trilogy, de Stefano Massini y Sergio Peris-Mencheta
Una escena de Lehman Trilogy, con parte del reparto

LEHMAN TRILOGY

Lo diré por las claras: estamos ante uno de los espectáculos del año. Acaso ante “el” espectáculo, a falta de lo que pueda deparar el arranque de temporada. Entrar en el torbellino histórico-político-económico-ético que propone el autor italiano Stefano Massini en Lehman Trilogy, y hacerlo en la versión teátrico-cabaretera que se ha sacado de la manga de prestidigitador escénico Sergio Peris-Mencheta -qué carrerón lleva desde que le dio por coger la ‘batuta’- es sumergirse en la conquista del Salvaje Este, en el ascenso y caída de la ciudad de Mahagony, en la historia de la ciudad sin nombre (o sin ley) y en la del imperio Americano, en el nacimiento del capitalismo contemporáneo y en el crepúsculo de los dioses, todo junto. Lehman Brothers es la historia del dinero y el capitalismo comprimido en una experiencia teatral total.

Continuar leyendo “Ascenso y caída de la ciudad sin ley”

Faltan cárceles

"Consentimiento", de Nina Raine, dirigido por Magüi Mira, CDN
Peña, Noguero y Morales, en la obra / Foto: marcosGpunto

CONSENTIMIENTO

En ocasiones, al margen de su planteamiento estético y su desarrollo como espectáculo, incluso de su calidad literaria -por estructura, ritmo o arquitectura interna-, un texto puede revolver al espectador en el asiento por su mensaje. Reconozco tener un problema más de índole ciudadana que teatral con Consentimiento. Parece que todo vale en la actual atmósfera sororitaria, pero ojo, si llevamos a sus últimas consecuencias lo que la autora británica Nina Raine propone, van a faltar cárceles para tanto “violador” (y “violadora”). A las estadísticas sobre infidelidad me remito. Continuar leyendo “Faltan cárceles”