Personas de carne y látex

Una escena de Solitudes / Foto: David Ruiz
SOLITUDES

La vida y nada más. La muerte también, claro, pero van juntas, de la mano. Siempre. Al menos, cuando se habla en serio. Y Solitudes habla muy en serio arrancando risas y sonrisas al espectador. Es pura sensibilidad y aguijonazos en la garganta. No acabamos de entendernos, no nos prestamos atención, no nos queremos lo suficiente… Y cuando queremos solucionarlo viene a ser tarde. Solitudes es una mosca cojonera, incómoda, que nos recuerda que la vida es una… Ya saben: metida en una bolsita de pasear al perro. Pero lo hace de un modo delicioso, inteligente y divertido. ¿Se me olvida algo? Ah sí, claro: Solitudes es teatro de máscaras y mudo. ¿Quién da más? Continuar leyendo “Personas de carne y látex”