Las chicas de oro

"Las bárbaras",de Lucía Carballal
Martínez, Wagener y Fernández, en la obra / Foto: marcosGpunto
LAS BÁRBARAS

La primera frase de Las Bárbaras, el nuevo texto de Lucía Carballal, parece una declaración de intenciones: «No quiero más dramas en mi vida / Sólo comedias entretenidas». La dice la cantante que ameniza el bar de un hotel donde han quedado tres amigas, más o menos entradas en años. Pero, claro, no es Carballal quien habla, sino Fangoria, en la voz límpida y hermosa de María Rodés, que en este montaje ejerce de intérprete musical y de actriz. Alaska se repetirá más adelante, casi ya al final, con un clásico: A quién le importa. Continuar leyendo «Las chicas de oro»

La madre que los parió

"Madre Coraje y sus hijos", de Bertolt Brecht (CDN)
Blanca Portillo, como Anna Fierling, en la obra
MADRE CORAJE Y SUS HIJOS

Madre Coraje es uno de los grandes personajes del teatro del Siglo XX, pero, a la vez, es uno de los más equivocados en la percepción general que de él se tiene. El término «madre coraje» ha venido a ser sinónimo de valentía y determinación frente a una adversidad o abuso. Nada más lejos de la realidad: Anna Fierling es la gran culpable de la pérdida de su prole. Ella encarna -encaramada a un carromato- las miserias humanas, encabezadas por la codicia. Lo cantaba Tom Waits: «Misery is the river of the world». La guerra es el tercer jinete del Apocalipsis, sí, pero Anna decide acompañar el galope salvaje del caballo rojo para hacer caja, caiga quien caiga. Continuar leyendo «La madre que los parió»

Huppert, corazón y cabeza

"Mary Said What She Said", de Darryl Pinckney
Isabelle Huppert, en el montaje de Robert Wilson
MARY SAID WHAT SHE SAID

Lleno y gran expectación. Hay espectáculos que lo tienen todo para convertirse en citas a las que el Madrid teatral acude sin falta. Mary Said What She Said ofrece un binomio magnético a priori: Isabelle Huppert a las órdenes de Robert Wilson. ¿Alguien daba más? El resultado, para un escéptico como quien firma del trabajo del gran director texano, un esteta fabuloso, un creador de atmósferas insuperable y un mago del color y el sonido, pero un maestro de marionetas humanas sobre el escenario, un auténtico tirano para la expresividad de sus actores, fue por un lado sorprendente y por otro estuvo superó cualquier expectativa. Continuar leyendo «Huppert, corazón y cabeza»

Estado de shock

SHOCK (EL CÓNDOR Y EL PUMA)

En ocasiones la crueldad se hace necesaria. Hablo del teatro, claro, no de la vida real, donde el sadismo y el mal son injustificables. Hablo de mostrarle al espectador los detalles terribles. Hablo de hacerle entrar en estado de shock. ¿De qué otra manera abordar, si no, los hechos infames del Plan Cóndor, las detenciones, las torturas, los desparecidos? Mucho de esto, crueldad y zarandeo del espectador, hay en Shock (El cóndor y el puma), el documento vibrante y redondo que firman con el sello Animalario, aunque sin ser una producción de esta compañía, varios de sus habituales. Pero también hay en escena teatro, juego, humor y vida. Teatro grande, ambicioso y memorable.

Continuar leyendo «Estado de shock»

Yo, robot

"Metálica", de Íñigo Guardamino
Isla, Luengo y Sáenz de Heredia, en la obra / Foto: Mario Zamora
METÁLICA

A estas alturas del siglo XXI cualquier persona mínimamente interesada en la tecnología y en la ficción conoce las tres leyes de la robótica de Asimov. Quizá, ya entrados en la era de la IA e internet, nos queda enunciar correctamente un nuevo conjunto de leyes: las de la Humanidad; es decir, las que regirán nuestra relación con los robots y, en concreto, su uso sexual (un tema del que ya se ha escrito, aunque queda mucho camino por andar). De esa relación trata el angustioso, terrible y a la vez divertidísimo nuevo montaje de Íñigo Guardamino, Metálica. Continuar leyendo «Yo, robot»

Un pulso a la libertad

'Espejo de víctima' de Ignacio del Moral
Rufo y Noguero, en ‘La odiosa’ / Foto: marcosGpunto
ESPEJO DE VÍCTIMA

Casi todo en el nuevo estreno del CDN es atrevido, empezando por su formato: en Espejo de víctima no asistimos a una obra, sino a dos, La lástima y La odiosa, sendas piezas escritas por Ignacio del Moral de 45 minutos cada una -intermedio mediante- que conforman un díptico brutal, ferozmente inteligente y desafiante a todo tipo de convenciones. No las convenciones formales -la dirección de Eduardo Vasco está al servicio del texto, prescindiendo de la tentación de los fuegos artificiales-, pero sí las mentales, las estructuras de lo políticamente correcto y lo esperable. Continuar leyendo «Un pulso a la libertad»

Tragarse las palabras

IMPULSOS (BPM)

Conviene entender Impulsos (BPM) dentro de su contexto: es un montaje surgido del Laboratorio Rivas Cherif, es decir, el espacio de «investigación dramatúrgica» del Centro Dramático Nacional, y que forma parte del ciclo Escritos en la Escena II, una parte de la programación del CDN dedicada a trabajos que se van conformando frente al espectador: hay una primera tanda de exhibición con la obra aún en pleno proceso de formación y un segundo grupo de fechas frente al público con la pieza ya teóricamente lista. Continuar leyendo «Tragarse las palabras»

Secretos del olivar

"La geometría del trigo", de Alberto Conejero
Trujillo, en primer término, en la obra / Foto: marcosGpunto
LA GEOMETRÍA DEL TRIGO

Podríamos cambiar geometría por geografía emocional, y trigo por olivar, y sería una buena primera aproximación al drama que late en el nuevo texto de Alberto Conejero, un asunto de familias, en plural, ambientado en algún pueblo del Jaén olivarero (Conejero cita Vilches en el progarama de mano) y minero (Linares en la mirada), que es la tierra del autor. El dramaturgo enfrenta a sus protagonistas al dilema del amor oscuro, ese tan lorquiano, aunque nada de lorquiano tenga este texto en el que, al final se imponen el deseo y la realidad a lo que la sociedad espera. Continuar leyendo «Secretos del olivar»

Un bocata de puro amor

"Un bar bajo la arena", de José Ramón Fernández
Pepe Viyuela, Jorge Basanta y Dani Moreno, en la obra / Foto: marcosGpunto

UN BAR BAJO LA ARENA

El Centro Dramático Nacional celebra su 40º aniversario. Y no podía haberse regalado nada mejor que este pequeño gran montaje, un recorrido sentimental por la historia de sus tablas que ha encargado al dramaturgo José Ramón Fernández (Nina, Las manos, Hoy es mi cumpleaños…) y que dirige Ernesto Caballero, actual director de la institución. El resultado es tan luminoso y emotivo como erudito. Un viaje a los entresijos y anécdotas de la profesión teatral de hace décadas, la que dio vida a un edificio que es mucho más que cuatro paredes, y en parte a la de ahora.

Continuar leyendo «Un bocata de puro amor»