La madre que los parió

"Madre Coraje y sus hijos", de Bertolt Brecht (CDN)
Blanca Portillo, como Anna Fierling, en la obra
MADRE CORAJE Y SUS HIJOS

Madre Coraje es uno de los grandes personajes del teatro del Siglo XX, pero, a la vez, es uno de los más equivocados en la percepción general que de él se tiene. El término «madre coraje» ha venido a ser sinónimo de valentía y determinación frente a una adversidad o abuso. Nada más lejos de la realidad: Anna Fierling es la gran culpable de la pérdida de su prole. Ella encarna -encaramada a un carromato- las miserias humanas, encabezadas por la codicia. Lo cantaba Tom Waits: «Misery is the river of the world». La guerra es el tercer jinete del Apocalipsis, sí, pero Anna decide acompañar el galope salvaje del caballo rojo para hacer caja, caiga quien caiga. Continuar leyendo «La madre que los parió»

Huppert, corazón y cabeza

"Mary Said What She Said", de Darryl Pinckney
Isabelle Huppert, en el montaje de Robert Wilson
MARY SAID WHAT SHE SAID

Lleno y gran expectación. Hay espectáculos que lo tienen todo para convertirse en citas a las que el Madrid teatral acude sin falta. Mary Said What She Said ofrece un binomio magnético a priori: Isabelle Huppert a las órdenes de Robert Wilson. ¿Alguien daba más? El resultado, para un escéptico como quien firma del trabajo del gran director texano, un esteta fabuloso, un creador de atmósferas insuperable y un mago del color y el sonido, pero un maestro de marionetas humanas sobre el escenario, un auténtico tirano para la expresividad de sus actores, fue por un lado sorprendente y por otro estuvo superó cualquier expectativa. Continuar leyendo «Huppert, corazón y cabeza»

Estado de shock

SHOCK (EL CÓNDOR Y EL PUMA)

En ocasiones la crueldad se hace necesaria. Hablo del teatro, claro, no de la vida real, donde el sadismo y el mal son injustificables. Hablo de mostrarle al espectador los detalles terribles. Hablo de hacerle entrar en estado de shock. ¿De qué otra manera abordar, si no, los hechos infames del Plan Cóndor, las detenciones, las torturas, los desparecidos? Mucho de esto, crueldad y zarandeo del espectador, hay en Shock (El cóndor y el puma), el documento vibrante y redondo que firman con el sello Animalario, aunque sin ser una producción de esta compañía, varios de sus habituales. Pero también hay en escena teatro, juego, humor y vida. Teatro grande, ambicioso y memorable.

Continuar leyendo «Estado de shock»

Yo, robot

"Metálica", de Íñigo Guardamino
Isla, Luengo y Sáenz de Heredia, en la obra / Foto: Mario Zamora
METÁLICA

A estas alturas del siglo XXI cualquier persona mínimamente interesada en la tecnología y en la ficción conoce las tres leyes de la robótica de Asimov. Quizá, ya entrados en la era de la IA e internet, nos queda enunciar correctamente un nuevo conjunto de leyes: las de la Humanidad; es decir, las que regirán nuestra relación con los robots y, en concreto, su uso sexual (un tema del que ya se ha escrito, aunque queda mucho camino por andar). De esa relación trata el angustioso, terrible y a la vez divertidísimo nuevo montaje de Íñigo Guardamino, Metálica. Continuar leyendo «Yo, robot»