Perotti y el damero maldito

"Cronología de las bestias", de Lautaro Perotti
Marín, Criado, Castro y Machi, en la obra / Foto: Javier Naval
CRONOLOGÍA DE LAS BESTIAS

Hace unos años, el director argentino Lautaro Perotti estrenó en Madrid un texto de Romina Paula titulado Algo de ruido hace. Da la sensación de que le interesan los misterios familiares, las desapariciones y las casonas donde suceden cosas que es mejor ocultar a la luz. Si en aquel título sobre dos hermanos y su singular relación con su prima se colaba de fondo la idea sugerida del asesinato de la madre de ambos, cuyo fantasma moraba aún allí, en Cronología de las bestias, el nuevo montaje de Perotti en Madrid, esta vez como dramaturgo y director, volvemos a una historia de hermanos -cámbienlo aquí por primos- y familias marcadas por episodios siniestros, que esta vez saldrán a la luz de forma mucho más explícita. Continuar leyendo “Perotti y el damero maldito”

Un tiro en el pie o el arma de Chéjov

Una escena de Espía a una mujer que se mata /foto: marcosGpunto
ESPÍA A UNA MUJER QUE SE MATA

El director argentino Daniel Veronese comenzó hace ya más de década una apuesta creativa no exenta de ambición: hacer suyos los grandes dramas de Antón Chéjov. Eso implicaba llevarlos a su terreno, acercarlos a su lenguaje escénico y descontextualizarlos visualmente. Hay que tener las cosas muy claras para llegar a buen puerto en un mar emocional como el de Chéjov. Continuar leyendo “Un tiro en el pie o el arma de Chéjov”

Génesis, capitalismo… y un pimiento

Da Passano y Martínez Bel, en el montaje / Foto: Fernando Lendoiro
TERRENAL. PEQUEÑO MISTERIO ÁCRATA

Viajemos al comienzo del mundo. Un comienzo criollo, digamos, tal y como lo imagina Terrenal. Pequeño misterio ácrata, el espectáculo argentino que ha inaugurado el XXXV Festival de Otoño a Primavera. Caín y Abel conviven solos en su pequeño terreno. Abel, dedicado al dolce far niente, viviendo al día con lo que saca de extraer de la tierra larvas de orugas para cebo de pescadores. Caín, convertido en agricultor obsesivo de pimientos morrones, convencido de que un día el negocio crecerá, ideador primero de pesos y medidas. Hace años que Tatita, el abuelo, les dejó allí, abandonados de la mano de Dios, y le esperan y desesperan, como Vladimir y Estragón a Godot. Continuar leyendo “Génesis, capitalismo… y un pimiento”