Bieito toma el poder

DON CARLOS

Calixto Bieito ha encontrado la horma de su zapato. Don Carlos, texto furibundo de Schiller, tiene pasión y violencia, pulsiones que son la arcilla perfecta para el director español. Schiller se sirvió del desencuentro entre el monarca español Felipe II y su hijo, Don Carlos, para escribir un texto tan magnético, trágico y repleto de hermosos aforismos en su verso como inexacto con la Historia. El ficticio Marqués de Poza tiene un diálogo con Felipe II que deja claro quién abanderaba la libertad y quién el autoritarismo. Schiller demonizó así al catolicismo frente al protestantismo, y a un rey que dibuja como cruel, y elevó al martirio a un infante que debió de ser poco santificable. Continuar leyendo “Bieito toma el poder”

Estrellas Volodia

Valle-Inclán rompedor

AVARICIA, LUJURIA Y MUERTE

Valiente, necesario y sorprendente Retablo valle-inclanesco el que ha programado el Centro Dramático Nacional, y que reúne las cualidades ideales en un teatro público: compromiso, autoría española –de un grande en este caso–, riesgo y puertas abiertas a una nueva generación de creadores. La idea funciona a la perfección: tres directores para tres de las piezas. Cada uno con su personalidad. Continuar leyendo “Valle-Inclán rompedor”

Estrellas Volodia

Café del bueno

SÍ, PERO NO LO SOY

No está mal, para variar, ir al Centro Dramático Nacional y tener la sensación de que se ha equivocado uno y en vez del solemne Teatro María Guerrero se ha colado, sin querer, en alguna sala alternativa de Lavapiés. Sólo la cuidada escenografía de Sí, pero no lo soy, que firma Alejandro Andújar -y que recrea con lujo uno de esos bares decadentes de los años sesenta, con bola de discoteca, espejos por doquier y asientos tapizados en rojo- confirma al espectador que está en el principal teatro público, aunque éste haya sido “ocupado”, para bien, por una compañía curtida en otros territorios. Continuar leyendo “Café del bueno”

Estrellas Volodia

El territorio de Mayorga

LA PAZ PERPETUA

Si Juan Mayorga fuera uno de los protagonistas de La paz perpetua, tres perros que compiten por un collar de K7, el cuerpo de elite antiterrorista, tendría claro qué decisión tomar ante el dilema final que se les plantea. La implicación moral del dramaturgo, autor de Hamelin o Himmelweg, camino del cielo, entre otras obras, es innegable. Pero además debate sin aburrir, como buen profesor, cuela la filosofía en el escenario hecha teatro vivo. Como toda fábula, este drama con momentos cómicos es más que un cuento de animales. Mucho más. Habla de las grandes cuestiones que sacuden nuestro mundo: la seguridad, la libertad y la fina frontera que separa a ambas cuando hablamos de terrorismo, la tortura. Continuar leyendo “El territorio de Mayorga”

Estrellas Volodia

El Alcón y los lobos

REY LEAR

Oscuro como una lobera, así es este Rey Lear de Gerardo Vera en el Centro Dramático Nacional. Al fin y al cabo, de eso habla Shakespeare, de lobos, o de hombres que son lobos para el hombre. Como las hijas de Lear, Gonerill y Regan -estupendas Carme Elias y Cristina Marcos, la mejor del reparto-, que humillan y abandonan a su anciano padre tras ganárselo con palabras. Lobo hambriento es Oswald -muy bien también un poderoso y magnético Jesús Noguero-, que reclama con engaños y traición a su propia familia lo que el nacimiento le negó. El bien y el mal, el poder, la ambición, la lealtad, la traición, todo está en El Rey Lear. Continuar leyendo “El Alcón y los lobos”

Estrellas Volodia

Un Chéjov africano y ortodoxo

TÍO VANIA

En 1897, Anton Chéjov escribió la primera de sus cuatro grandes obras, El Tío Vania. Aquellos años de vida burguesa que Chéjov plasmó en sus «escenas de la vida en el campo», como subtituló su drama, encuentran otra lectura insólita e insospechadamente ajustada a los conflictos de sus personajes en las «escenas de la vida en la sabana» que retrató Karen Blixen, bajo el seudónimo de Isak Dinesen, en su obra africana. Podría casi hablarse de juego de espejos: la baronesa bien podría ser el doctor Astrov del Tío Vania, al que da vida Francesc Orella -redondo en su interpretación, como de costumbre- en esta nueva producción que ha estrenado el Centro Dramático Nacional. Continuar leyendo “Un Chéjov africano y ortodoxo”

Estrellas Volodia

Ionesco y el absurdo de la guerra

DELIRIO A DÚO

Si aceptamos la etiqueta de “teatro del absurdo” (tan criticada y matizada por algunos estudiosos) para definir a la obra de Eugène Ionesco, puede decirse que con Delirio a dúo el autor de Las sillas y La cantante calva denunció el absurdo con mayúsculas, el de la guerra. En este caso, con una doble batalla: la que libra dentro de una habitación una pareja desgastada por los años, y la que transcurre en el exterior –Ionesco escribe en 1962, el mismo año de El Rey ha muerto, pero habla de la Segunda Guerra Mundial–, donde las bombas caen sin cesar. Continuar leyendo “Ionesco y el absurdo de la guerra”

Estrellas Volodia

Apocalypse Liddell

PERRO MUERTO EN TINTORERÍA: LOS FUERTES

Sólo desde el horror se puede entender el horror. El artista incomoda cuando se muestra desnudo y nos muestra desnudos. El riesgo: que no todo el mundo entienda y/o comulgue. Unos cuantos espectadores se marcharon de la sala pequeña del Valle- Inclán, por eso conviene advertir que Perro muerto en tintorería: los fuertes es el más complejo e inasequible espectáculo de la ya de por sí incómoda Angélica Liddell y, a la vez, su montaje más maduro, el zénit de su progresión como artista. Continuar leyendo “Apocalypse Liddell”

Estrellas Volodia
Verificado por MonsterInsights