¡Salud, señor Chéjov!

ATCHÚUSSS!!!

Con el onomatopéyico título de Atchúusss!!! llega una propuesta a priori tan atípica como desconcertante: un teatro comercial, cercano al vodevil y las variedades, y en el Teatro de La Latina, pero que recupera varios cuentos de juventud de Antón Chéjov, quien firmó decenas de relatos humorísticos en revistillas satíricas con diferentes seudónimos. Visto el resultado, cabe responder: ¡salud! Y de hierro. En el joven Chejonte, o sea, Chéjov, se intuía al dramaturgo enorme. Ágil, algo gamberro, aquel médico que aún se reía de la vida plantea situaciones tan cándidas que, ante ellas, hoy no queda otra que sonreír. Continuar leyendo “¡Salud, señor Chéjov!”

Estrellas Volodia

Chéjov aquí y ahora

LOS HIJOS SE HAN DORMIDO

Si en el teatro de Anton Chéjov nada ocurre y todo ocurre, dependiendo de en qué estrato se quede la observación, y si se acepta que al profundizar estamos probablemente ante el gran autor de la vida cotidiana con sus cotidianas decepciones, deseos, amores y esperanzas, la conclusión lógica es que los textos del autor ruso parecen escritos para una puesta en escena de Daniel Veronese. Continuar leyendo “Chéjov aquí y ahora”

Estrellas Volodia

Sin novedad en el frente

MADRE CORAJE Y SUS HIJOS

La miseria es el río del mundo, ya saben. Lo decía Orson Wells en El tercer hombre: en cinco siglos de paz, Suiza produjo el reloj de cuco, mientras que en treinta años de guerras y asesinatos, la Italia de los Borgia dio a luz a Miguel Ángel, Leonardo… Madre Coraje habría hecho buenas migas con Harry Lime: vive de la muerte y eso será su pecado y su penitencia. Continuar leyendo “Sin novedad en el frente”

Estrellas Volodia

Un Chéjov africano y ortodoxo

TÍO VANIA

En 1897, Anton Chéjov escribió la primera de sus cuatro grandes obras, El Tío Vania. Aquellos años de vida burguesa que Chéjov plasmó en sus «escenas de la vida en el campo», como subtituló su drama, encuentran otra lectura insólita e insospechadamente ajustada a los conflictos de sus personajes en las «escenas de la vida en la sabana» que retrató Karen Blixen, bajo el seudónimo de Isak Dinesen, en su obra africana. Podría casi hablarse de juego de espejos: la baronesa bien podría ser el doctor Astrov del Tío Vania, al que da vida Francesc Orella -redondo en su interpretación, como de costumbre- en esta nueva producción que ha estrenado el Centro Dramático Nacional. Continuar leyendo “Un Chéjov africano y ortodoxo”

Estrellas Volodia
Verificado por MonsterInsights