Una muralla milenaria

NUMANCIA

Vuelve Nao d’Amores invitada a la Compañía Nacional de Teatro Clásico, algo lógico dado el repertorio con el que trabajan Ana Zamora y su equipo, que desde hace dos décadas recuperan con mimo y delicada mano a algunos de los autores más desconocidos del castellano medieval o del Renacimiento español. Autos sacramentales, farsas y églogas son su territorio natural y allí donde ponen las manos surgen insospechadas gemas teatrales que nunca se hacen extrañas al espectador de hoy. Sí es extraño, en cambio, que el texto elegido para el encargo de la CNTC -su tercera coproducción- sea la Numancia cervantina, tragedia épica y grandilocuente. Y ya desde el programa parece advertir la directora que entraron al trapo sin demasiadas ganas, aunque acabaron enamorándose del texto y haciéndolo suyo. Continuar leyendo “Una muralla milenaria”

Estrellas Volodia

Los vivos y los muertos

¡NÁPOLES MILLONARIA!

El universo de Eduardo de Filippo es delicioso y único. Tiene además la particularidad de orbitar en torno a un lugar concreto: Nápoles, su ciudad. Retratista como nadie de aquella urbe caótica, pícara y remendada, De Filippo logra que al hablar de la capital de Campania veamos el rostro de Italia entera, aunque acaso esto sea una verdad a medias. En ¡Nápoles Millonaria!, su texto más conocido, con permiso de Filomena Marturano, De Filippo nos abre una ventana a la vida en los barrios humildes en plena Segunda Guerra Mundial. Pero no es una obra sobre la guerra o el horror, sino una comedia sobre la miseria humana, sobre el egoísmo y la supervivencia. Un fresco con algo de neorrealismo y algo de moralismo. Un cuento divertido y tierno en el que la maldad y el dolor quedan aparcados por un rato. Y así lo ha entendido con acierto Antonio Simón es su hermoso montaje. Continuar leyendo “Los vivos y los muertos”

Estrellas Volodia

Ubú majestad

RICARDO III

Hay algo en la tragedia de Ricardo III que invita a pensar en una farsa trágica. Tan mezquino es su protagonista que en el primer y célebre monólogo destapa sus intenciones frente al espectador. Sin máscaras, pronuncia: ““He urdido tramas, siniestros preámbulos, / con sueños, libelos y ebrias profecías, / para que mi hermano Clarence y el monarca / se enfrenten con odio mortal el uno al otro; / y si el rey Eduardo es tan íntegro y tan puro / cual yo ladino, falso y traicionero, / a Clarence meterán hoy en la jaula”. * Continuar leyendo “Ubú majestad”

Estrellas Volodia

La madre que los parió

MADRE CORAJE Y SUS HIJOS

Madre Coraje es uno de los grandes personajes del teatro del Siglo XX, pero, a la vez, es uno de los más equivocados en la percepción general que de él se tiene. El término “madre coraje” ha venido a ser sinónimo de valentía y determinación frente a una adversidad o abuso. Nada más lejos de la realidad: Anna Fierling es la gran culpable de la pérdida de su prole. Ella encarna -encaramada a un carromato- las miserias humanas, encabezadas por la codicia. Lo cantaba Tom Waits: “Misery is the river of the world”. La guerra es el tercer jinete del Apocalipsis, sí, pero Anna decide acompañar el galope salvaje del caballo rojo para hacer caja, caiga quien caiga. Continuar leyendo “La madre que los parió”

Estrellas Volodia

Troya con “T” de Alepo

Troyanas
LAS TROYANAS

El ciclo troyano de Eurípides, casi como cualquier otro gran clásico griego, hoy en día no sólo admite sino que agradece una interpretación en clave contemporánea. Releer la tragedia de las mujeres de la ciudad caída y saqueada, madres y viudas que verán que el horror no ha hecho casi más que comenzar, inevitablemente implica un ejercicio de viaje temporal. Cualquier espectador más o menos reflexivo vinculará lo visto con las imágenes retenidas: hoy, Kabul, Bagdad, Alepo. Hace treinta años, Vietnam, Camboya, Afganistán, Líbano… Continuar leyendo “Troya con “T” de Alepo”

Estrellas Volodia

En el amor y en la guerra

CABARET DE CARICIA Y PUNTAPIÉ

Cinco años de aplausos, un premio Max y tres paradas en Madrid –no sé cómo no lo vi antes, “mea culpa”– lleva a cuestas este atípico cabaret de cámara, alejado de lo sicalíptico, lo picante y lo equívoco. Una revista sin pluma ni plataformas, una velada literaria sin libros ni pretensiones, una osadía musical sin orquesta, un viaje en el tiempo sin Delorean (aunque con algo de plutonio) y una postal de barrio sin aceras con más de surrealismo que de costumbrismo. Continuar leyendo “En el amor y en la guerra”

Estrellas Volodia

¡Su reino por entender algo!

SUEÑOS Y VISIONES DEL REY RICARDO III

En una célebre escena de Ser o no ser, de Lubitsch, el primer actor se desesperaba cada vez que, al comenzar el célebre monólogo de Hamlet, un espectador de la primera fila se levantaba reventándole su gran momento. Así debió de sentirse el pasado miércoles Juan Diego. Nada más encarar el arranque de Ricardo III, dos móviles se impusieron persistentemente. Continuar leyendo “¡Su reino por entender algo!”

Estrellas Volodia

Experimento extraviado

WOYZECK

La suerte del infeliz Woyzeck ha de arrastrarnos, hundirnos, conmovernos. Lo lograba Robert Wilson cuando hacía tronar a Tom Waits: «La miseria es el río de la vida». Porque sólo miseria conoce el soldado de baja estofa, carne de experimentos médicos que lo harán enloquecer. Pero el montaje del Centro Dramático Nacional tiene más de estanque que de río: Gerardo Vera construye uno de sus trabajos más hermosos en lo estético -con bosques de juncos salvajes abatibles dominando la penumbra-, pero tanto su dirección como, sobre todo, la versión de Juan Mayorga se diluyen en los problemas de alcoba del protagonista. Continuar leyendo “Experimento extraviado”

Estrellas Volodia

Sin novedad en el frente

MADRE CORAJE Y SUS HIJOS

La miseria es el río del mundo, ya saben. Lo decía Orson Wells en El tercer hombre: en cinco siglos de paz, Suiza produjo el reloj de cuco, mientras que en treinta años de guerras y asesinatos, la Italia de los Borgia dio a luz a Miguel Ángel, Leonardo… Madre Coraje habría hecho buenas migas con Harry Lime: vive de la muerte y eso será su pecado y su penitencia. Continuar leyendo “Sin novedad en el frente”

Estrellas Volodia