The Verificator

Pongamos que una capa. Pongamos que unas mallas ajustadas y unos botines. Pongamos que unos orígenes inverosímiles, por ejemplo, las montañas de la siempre “neutral” Suiza. Pongamos que un nombre rimbombante, El Verificador (The Verificator sería en su original de, yo qué sé, DC Comics). Pongamos todo eso y tenemos al superhéroe de todo a un euro que se ha inventado Pedro Sánchez para salvar al país antes conocido como España de la amenaza de la Derecha. Un personaje que es un concepto, como El Campo de Violín creado por Neil Gaiman, un ser del Reino de los Sueños que era en realidad un lugar.

Continuar leyendo “The Verificator”

Las manifas

No soy de manifas. Quizá debería salir a la calle como hacen muchos amigos de un lado y otro. Pero no me ha dado nunca por ahí. Siempre me han parecido legítimas -las ampara la Constitución, si es que aún vale para algo- pero, a la vez, hay en ellas un sabor a frustración, un desafío a otros mecanismos democráticos: el voto, la autoridad de las instituciones, la libertad de prensa. La manifa es consigna y bulla, imposición por los números. Es conmigo o contra mí. Iría a una manifa donde se acogiera a alguien con una pancarta a la contra, pero eso es pedirle poesía al barro.

Continuar leyendo “Las manifas”

30 monedas

Le tomo prestado el título al gran Álex de la Iglesia. No porque su nueva serie me ponga, que me está dejando frío desde el primer capítulo -tendré que darle otra oportunidad-, sino por la cosa de Judas y el vil estipendio del beso. Por poco venden algunos a su amigo y otros por menos a su madre. Y algunos, por treinta cucas -quien dice eso dice cuatro años más de figurar en Wikipedia o de volar en Falcon-, a su país. Ya sabrá el lector que Roma no paga traidores, y nada debe esperar el votante “progresista” de Junts, Junqueras, Puchi y la mare que els va parir.

Continuar leyendo “30 monedas”

Cris Blanco escapa al horizonte de sucesos

PEQUEÑO CÚMULO DE ABISMOS

Hoy sabemos que el universo está plagado de singularidades. Nadie sabe qué sucede en el interior de un agujero negro. La ciencia ha lanzado diferentes hipótesis y la ciencia-ficción, en libros o en cine, ha jugado a imaginar posibilidades. La de Christopher Nolan en Interstellar es una de las más fascinantes, también de las más improbables.  Y luego está Cris Blanco y Pequeño cúmulo de abismos. O cómo se puede jugar a la fantasía cósmica sin salir de un teatro para hablar de barrio, de barreras de clase, de memoria familiar y de precariedad. Y hacerlo con una ironía estelar que no necesita cohetes para despegar. Continuar leyendo “Cris Blanco escapa al horizonte de sucesos”

Estrellas Volodia

Poderoso caballero es Don Dinero

ABRE EL OJO

A años luz por temática de las comedias galantes de Lope de Vega o de los dramas de honor de Calderón de la Barca, pero a una digna distancia en altura de verso -sin alcanzar  a uno ni a otro, pero con suficiente ingenio y juego-, el toledano Francisco de Rojas Zorrilla (1607-1648), casi coetáneo del segundo, vuela a ras del suelo en Abre el ojo, uno de sus títulos más celebrados, para acercarse a los amoríos del pueblo. No necesariamente de la clase baja, pues hay aquí regidores y caballeros, pero sí en cualquier caso, unos vaivenes amorosos de los habitantes del Madrid áureo, desprovistos de todo boato, con verso ágil y directo, en los que no hay personaje sin miseria al que no mueva el dinero o la posición social. Continuar leyendo “Poderoso caballero es Don Dinero”

Estrellas Volodia

Dioses y monstruos

La madre de Frankenstein | Dirección: Carme Portaceli | Foto: Geraldine Leloutre
LA MADRE DE FRANKENSTEIN

El Centro Dramático Nacional homenajea a Almudena Grandes con una apuesta clara: un montaje de gran formato, con Blanca Portillo, para abrir temporada. La madre de Frankenstein, que dirige Carme Portaceli, lleva a escena una de las últimas novelas de la escritora, fallecida hace dos años. Grandes se volcó en las últimas décadas de su trayectoria en retratar la España de la posguerra, un país sin libertades y oscuro en muchos sentidos. En este título, ambientado en 1954, lo hace a través de dos historias entrecruzadas: la de un joven y brillante psiquiatra y la de una célebre asesina que acaparó titulares en su día.  Continuar leyendo “Dioses y monstruos”

Estrellas Volodia

Los dioses deben de estar locos

The Book of Mormon | Teatro Calderón
THE BOOK OF MORMON

Conozco a más de un ateo que abrazaría la fe con convicción -o al menos con devoción- si le vendieras un libro sagrado en el que el Halcón Milenario bajara de los cielos pilotado por el profeta y cuya liturgia incluyera a Frodo y Sam portando en anillo camino de Mordor. Imaginación, al cabo, la pasta de la narrativa bíblica, según muchos expertos, más allá del meollo teológico. Todo lo que a más de una religión le falta en ese terreno en estos tiempos de ateísmo creciente, le sobra a The Book of Mormon, el musical más bruto, irreverente y lenguaraz que se ha estrenado en España en mucho tiempo. Y, probablemente, también el más divertido. Los dioses no juegan a los dados con el universo. Ni deben de estar locos, como rezaba aquella comedia sudafricana de los años 80. Salvo en The Book of Mormon, donde los designios del Señor se revelan como insondables. Continuar leyendo “Los dioses deben de estar locos”

Estrellas Volodia

Hay esperanza para el Clásico

La discreta enamorada | CNTC | Dir.: Lluís Homar
LA DISCRETA ENAMORADA

Un enorme neón ilumina los callejones y rincones de un Madrid barroco dando a los amoríos de Fenisa buenos augurios bajo el lema “Hope”. Sin duda, hay esperanza para la Compañía Nacional de Teatro Clásico, encarnada en su cantera, la Joven CNTC. No es que antes no la hubiera, pero está bien constatar que el nivel se mantiene. Es sabido que para escribir Doña Francisquita Sarachaga y Fernández-Shaw tomaron como base la comedia de Lope, un texto del que ha habido numerosas producciones, con nombres como Antonio Guirau y Gustavo Tambascio al frente. Cuesta creer que la casa que fundó Marsillach no hubiera mordido aún esta delicia canónica de Lope de Vega, una de sus comedias más conocidas, pero así era, y Lluís Homar ha venido a solucionarlo con un montaje lleno de vida y desparpajo. Continuar leyendo “Hay esperanza para el Clásico”

Estrellas Volodia