Venecia en acqua alta

OTHELLO

Voadora vuelve a Shakespeare, tras su Sueño de una noche de verano, de nuevo con perspectiva de género, como mandan los tiempos y la propia trayectoria de la compañía. Si hay una obra del bardo que se presta a este tipo de lecturas sin duda es la del moro veneciano, terrible en su explosión de celos sobre la inocente Desdémona, un asesinato machista y purulento infectado por las malas artes de Yago. La compañía gallega interpreta de nuevo en clave contemporánea un texto que es cristalino en su esencia, así que hace falta poco versionado y la intención de Shakespeare no se resiente en absoluto de la puesta al día. Diferente cuestión es el resultado estético y la apuesta artística elegida. Continuar leyendo “Venecia en acqua alta”

Estrellas Volodia

Llamadme Ismael

SIGLO MÍO, BESTIA MÍA

Dramaturga y actriz, Lola Blasco (Alicante, 1983) obtuvo el Premio Nacional de Literatura Dramática en 2016 con el texto que ahora estrena el Centro Dramático Nacional: Siglo mío, bestia mía. Sin duda, el jurado valoró lo rupturista y valeroso de una escritura que aborda temas como la inmigración, el papel del primer mundo ante la miseria del tercero y la fractura abierta en Oriente con Irak, Afganistán y, sobre todo y en los últimos años, Siria. Un texto que aborda todo esto con lenguajes rompedores y poéticos. Blasco convierte, lo dice el título, a su realidad en un Kraken, una ballena desde la que, como Jonás, ha de emerger victoriosa una nueva sociedad. Es teatro combativo y social, teatro reivindicativo. Teatro político. Una bestia cargada de intención. También teatro en progreso, con algo de laboratorio, que conviene recibir con precaución, un barco con más de una vía de agua y con un montaje dirigido por Marta Pazos, la batuta de la compañía gallega Voadora, que no ayuda a terminar de hacerlo flotar. Continuar leyendo “Llamadme Ismael”

Estrellas Volodia

Las diosas deben de estar locas

Sueño de una noche de verano Voadora CDN
Areta Bolado, como Titania / Foto: Tamara de la Fuente
SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO

Comparada con la versión de la compañía gallega Voadora, cualquier otra producción de El sueño de una noche de verano vista hasta ahora me viene a la memoria transformada: ahora parecen recuerdos pesados, sin sustancia, insulsos. La de estos iconoclastas visitantes del CDN puede ser muchas cosas, empezando por no ser acaso siquiera lo que su título reza, porque de Shakespeare queda bien poquito. Pero, desde luego, aburrida no es. Continuar leyendo “Las diosas deben de estar locas”

Estrellas Volodia