Melodrama con brillo

  EL IDIOTA Si Tolstoi nos dejó el retrato de una época, Dostoievski hurgó en su alma. Es curioso que, así las cosas, El idiota acabe dando en esta versión de José Luis Collado (adaptación) y Gerardo Vera (dirección) en un melodrama en su último tramo. Eso sí, qué melodrama.

No hay dolor

E.V.A. Palabras que empiezan por “t”: travesía, terapia, tradición, transmisión, tiempo… Teatro, por supuesto. T de Teatro. Así se llama, en su traducción al catalán, la ya veterana compañía que ha visitado una vez más Madrid para celebrar un cuarto de siglo en esto de contar historias. Le gusta la narración a T de Teatre, …

El imperio de Portillo

Pimenta puede ya presumir de haber firmado un espectáculo memorable, una producción poderosa que sortea la adversidad de los tiempos con una sobriedad disfrazada de impacto.

El gran drama americano

Amparo Baró y Carmen Machi protagonizan un duelo inolvidable: serían lo más destacable si la obra no fuera, toda ella, enorme. Cuando acaban las cortísimas casi cuatro horas de Agosto (Condado de Osage), se tiene la sensación de que Oklahoma es toda Norteamérica y los Weston el retrato de un pueblo incapaz de escapar a su sino.

Experimento extraviado

El montaje del Centro Dramático Nacional tiene más de estanque que de río: Gerardo Vera construye uno de sus trabajos más hermosos en lo estético, pero tanto su dirección como, sobre todo, la versión de Juan Mayorga se diluyen en los problemas de alcoba del protagonista.

Chéjov decreciente

Se trata de un bello montaje del Centro Dramático Nacional, aunque la concepción escénica de Gerardo Vera, apoyada en lo estético –la austera escenografía, como el vestuario, remiten a su Rey Lear–, es vigorosa al comienzo y flaquea en paralelo al texto, según se satura de tragedia.