Concerto grosso

"El concierto de San Ovidio", de Buero Vallejo, dirigido por Mario Gas (CDN)
Lander Iglesias, rodeado de otros protagonistas de la obra / Foto: marcosGpunto
EL CONCIERTO DE SAN OVIDIO

Dos siglos antes que Francis Veber, otro avispado francés, el feriante Valindin, ya inventó la cena de los idiotas. O de los ciegos. Se trataba de reírse de alguien. Aquel episodio real de crueldad fue recogido por Antonio Buero Vallejo en El concierto de San Ovidio, uno de sus grandes dramas históricos. Visto hoy, el texto sigue enorme, majestuoso en su construcción y su ritmo. Impecable. Solo quedaba acertar a traerlo a nuestros días. ¿Pero cómo? La respuesta que Mario Gas, un maestro de nuestras tablas, ha encontrado no gustará a muchos, pero es sublime: no haciéndolo. Continuar leyendo “Concerto grosso”

Estrellas Volodia

Viva la inteligencia

José Luis Gómez, por duplicado, como Gómez y Unamuno / Foto: Sergio Parra
UNAMUNO. VENCERÉIS PERO NO CONVENCERÉIS

Es posible que sólo José Luis Gómez pudiera acometer un espectáculo como éste y no ya salir victorioso, sino habiendo convencido.  Hacía algún tiempo que no se veía al mejor Gómez, un intérprete en estado de gracia. Y en este retrato histórico, español y valiente, el actor, director, intelectual y académico lo apuesta todo al rojo y al blanco a la vez, y a ninguno de los dos en realidad. Lo juega todo a esa España intermedia -la tercera España de Ortega y Gasset, la de Marañón– para emocionar y elevarse en uno de los espectáculos más sublimes y acertados, en lo intelectual, y a la vez más bellos y complejos, en lo teatral. Viva, sí, la inteligencia.

Continuar leyendo “Viva la inteligencia”

Estrellas Volodia

Cuando Buero descifró Matrix

Escena de En la Fundación / Foto: David Ruano
EN LA FUNDACIÓN

Horror, resistencia, dignidad, mentira, abusos, poder, torturas, locura, ficción, realidad, delación, causas perdidas, causas encontradas…

La Fundación debería ser una lectura y una representación obligadas en la enseñanza media. Buero Vallejo, en general, debería serlo -y también Calderón, Valle-Inclán y algunos más-. Es una obra de ojos abiertos y mente atenta. Como nuestros  responsables de Cultura y Educación prefieren dedicarse a colaborar en la asfixia de ambas, vía impuestos, últimamente, y planes educativos desquiciados (eso ya desde hace décadas), son esfuerzos aislados los que ponen las cosas en su sitio. Bravo, pues, por el Festival de Otoño por esta apuesta y por La Joven Compañía por recuperar el espíritu y la letra del mejor Buero. Continuar leyendo “Cuando Buero descifró Matrix”

Estrellas Volodia