Todo es mejor en América

"West Side Story", versión de David Serrano
Un momento del musical
WEST SIDE STORY

Cuando el punto de partida de un montaje es tan elevado, es difícil que el resultado defraude. Es lo que ocurre con West Side Story, que acaba de aterrizar en Madrid en un nuevo montaje español. El superlativo musical de Leonard Bernstein,Stephen Sondheim y Jerome Robbins -en este caso la autoría es triple, porque las coreografías del original son también inolvidables, o cuádruple si añadimos el extraordinario guion de Arthur Laurents– tiene su sitio ya en el imaginario colectivo, y como ocurre con un buen Hamlet, un Fuenteovejuna, un Tío Vania o, por seguir con musicales, un Cabaret, este título nunca sobra en la cartelera. Y si se hace como se acaba de ver en el Teatro Calderón de Madrid, con una producción que no escatima en escenografías, cuida las voces y el reparto, y mima el ritmo, cabría poco que objetar. Y aún así, lo hay. Esta notable versión, muy recomendable en general, adolece de un par de decisiones de dirección que al enamorado del clásico le harán subirse por las paredes. Sí, son quejas de purista. Pero en este caso, importantes. Con todo, merece la pena ir a verla.

Continuar leyendo “Todo es mejor en América”

Comedia sin secretos

 "Perfectos desconocidos", dirigida por Daniel Guzmán
PERFECTOS DESCONOCIDOS

Los carga el diablo. Vivimos esclavizados por los teléfonos móviles, condicionan nuestras vidas y, como propone Perfectos desconocidos, las pueden poner patas arriba. La premisa de la película del autor italiano Paolo Genovese, cuyo remake en España firmó Álex de la Iglesia con gran éxito y ahora han adaptado para el escenario David Serrano y Daniel Guzmán, es atractiva: ¿quién pasaría la prueba de dejar que su pareja o sus amigos más cercanos pudieran leer todos sus mensajes, e-mails, whatsapps etc., y escuchar las llamadas entrantes a su móvil? Que tire el primer aparato quien esté libre de pecado. Continuar leyendo “Comedia sin secretos”

¿Quién no querría bailar?

Natalia Millán y Pau Gimeno, como Billy, en el musical
BILLY ELLIOT

Pocas veces sale uno de un teatro con el ánimo tan conmovido. Billy Elliot lo tiene prácticamente todo. Y lo que no tiene, lo suple con todo lo demás. Es sin duda el gran estreno musical de la temporada. Sus mejores armas no son fáciles de emular: una producción deslumbrante, una historia de partida magistral -y muy bien adaptada- y un reparto impecable en el que llama la atención el fabuloso trabajo, y no siempre es fácil, de sus jóvenes actores. Continuar leyendo “¿Quién no querría bailar?”