Rodrigo García, qué cruz

GÓLGOTA PICNIC

Marcharse de un espectáculo de Rodrigo García no tiene nada de particular. Hombre, quizá hacerlo a los diez segundos de que haya comenzado la cosa, como hizo un espectador en la función que vio quien firma, sea un pelín exagerado. Para eso, se queda uno en casa. O, si se ve venir el bodrio, se aguanta un poco, diez minutillos por ejemplo, para llegar hasta el momento en el que el autor y director empieza a insultar a Cristo a través de sus actores. Que es tanto como decir que lo hace él mismo, porque Gólgota Picnic es un oratorio a cinco voces herético («yo soy el ángel caído», provoca el hispanoargentino) sobre la religión cristiana, su nueva obsesión después de años de investigar teatralmente con feroces autopsias del capitalismo y el consumismo. Continuar leyendo “Rodrigo García, qué cruz”

Estrellas Volodia

Flotats, el gran insolente

BEAUMARCHAIS

En manos adecuadas, los grandes personajes ofrecen posibilidades dramatúrgicas a su escala. Brecht engrandeció, si cabe, a Galileo, y Casona a Quevedo, dotándoles de ese soplo de vida que el aséptico ensayo histórico proscribe y el teatro exige. Beaumarchais, en ese sentido, es una biografía –y lo es más que los ejemplos anteriores–, pero ante todo un retrato, el de un hombre apasionante y apasionado por todo: las mujeres, la literatura y la política. Y, por encima de todo, la vida y la libertad. Continuar leyendo “Flotats, el gran insolente”

Estrellas Volodia

El canon de los musicales

LOS MISERABLES

Los miserables celebra estos días veintincinco años de éxito en Londres, la ciudad donde se estrenó el 8 de octubre de 1985 la ambiciosa apuesta del productor Cameron Mackintosh y el director Trevor Nunn, basada en la monumental novela de Victor Hugo -inevitablemente masacrada, dada su extensión, aunque extractada su esencia con acierto-, y a la que Claude-Michel Schönberg puso música con maestría. Continuar leyendo “El canon de los musicales”

Estrellas Volodia

Qué tristes años 20

EL MAL DE LA JUVENTUD

En contra del tópico de los alegres años 20, Ferdinand Bruckner dibujó en 1926 un cuadro pesimista: los protagonistas de La enfermedad de la juventud (el mal en esta traducción) se entregan al desencanto, el sexo y el victimismo. Los Desirée, Alt, Freder y Marie de la Viena de 1923 reflejan en parte a la actual juventud, aunque ésta parezca más inquieta por saber quién será nominado en el reality de turno que por leer a Novalis. Continuar leyendo “Qué tristes años 20”

Estrellas Volodia

Tolcachir le hace justicia a Miller

TODOS ERAN MIS HIJOS

Al contrario que Albert Camus, entre su madre y la justicia, el iracundo Chris Keller no escogería a su madre. O, en su caso, a su padre. Y ahí reside la tragedia de Todos eran mis hijos, un texto inmenso de Arthur Miller que ya en su día sacudió a la sociedad norteamericana y que, décadas después de su estreno en 1947, no deja de sorprender. Suerte de Willy Loman en permanente batalla con su pasado, sobre Joe Keller cae como un alud la condena de la América que quiso limpiar su conciencia tras la Segunda Guerra Mundial. Y la fábrica de recambios para avión del protagonista es la herida abierta que marcará a la larga a la familia. Continuar leyendo “Tolcachir le hace justicia a Miller”

Estrellas Volodia

Seis personajes y un gran autor

TÓRTOLAS, CREPÚSCULO Y TELÓN

Tórtolas. Crepúsculo. Y telón. Y después del telón, el homenaje. Francisco Nieva se llevaba las manos al pecho emocionado. El Teatro Valle-Inclán premió anoche al dramaturgo con uno de los aplausos más sinceros y prolongados que ha visto la joven sala en su nueva etapa. Y que se han visto, incluso, en Madrid en los últimos años. El público del estreno reconocía así un derroche de ingenio y de teatro. Continuar leyendo “Seis personajes y un gran autor”

Estrellas Volodia

La gran ilusión

LA FUNCIÓN POR HACER

¿Y los sueños, sueños son? ¿Somos reales? ¿Somos al menos más reales que un personaje teatral? O visto al revés, ¿un personaje teatral puede mirarnos por encima del hombro y cuestionar nuestra existencia? Y además: ¿Cuánto tiempo hacía que no se veía en Madrid teatro con mayúsculas, una obra de las que emocionan y hacen que el descreído crea de nuevo? Y, ¿de dónde ha salido una joya así? Continuar leyendo “La gran ilusión”

Estrellas Volodia

El poder de los actores

EL ARTE DE LA COMEDIA

El arte de la comedia podría titularse Arte viejo de hacer comedias. No porque sea canon de nada, como el arte nuevo de Lope de Vega, sino por el retrato de un oficio antiguo que el sabio Eduardo de Filippo, autor (de Filomena Marturano, entre otras obras), pero antes cómico de la legua, traza con delicadeza y humor. También con melancolía, aunque ésta aparezca esbozada en un enredo pirandelliano y divertido, por más que Campese, el director de la compañía que protagoniza el texto, trasunto del propio De Filippo, se empeñe en negar al autor de los seis personajes «en busca de». Continuar leyendo “El poder de los actores”

Estrellas Volodia

Sin novedad en el frente

MADRE CORAJE Y SUS HIJOS

La miseria es el río del mundo, ya saben. Lo decía Orson Wells en El tercer hombre: en cinco siglos de paz, Suiza produjo el reloj de cuco, mientras que en treinta años de guerras y asesinatos, la Italia de los Borgia dio a luz a Miguel Ángel, Leonardo… Madre Coraje habría hecho buenas migas con Harry Lime: vive de la muerte y eso será su pecado y su penitencia. Continuar leyendo “Sin novedad en el frente”

Estrellas Volodia