Una estrella en el firmamento

AUTO DE LOS REYES MAGOS

Hace tiempo que Ana Zamora y su compañía Nao d’Amores dejaron de ser una estrella fugaz. Empeñada en recuperar y enseñar con paciencia, Zamora ha consolidado un género que cabría llamar, no sin ironía, «nuevo». Lo suyo es arqueología de nuestro repertorio medieval y barroco, dicho como elogio (¿por qué se ha empeñado la modernidad en devaluar a esta profesión? Todo niño soñó ser Indiana Jones en algún momento; otros, más tarde y menos niños, Champollion o Schliemann). Revivir un teatro olvidado por el mercado, perdido casi en archivos y bibliotecas, puede hacerse desde el academicismo o desde el placer. Zamora, que ama, se nota, cada párrafo, cada instante de las historias alegóricas que lleva a escena, lo hace con respeto, con conocimiento del folclore, pero también con una mirada nueva y divertida. Ahí están joyas como el Auto de los cuatro tiempos de Gil Vicente para atestiguarlo.

Sigue ahora la misma línea con este Auto de los Reyes Magos, un juguete medieval, construido por Zamora a partir de un códice en lengua vernácula del siglo XII, unido a otros textos de Gonzalo de Berceo y Aly Aben Ragel. Todo ayuda en esta experiencia casi sacra: el espacio único de La Abadía, con una escenografía en madera que incluye un graderío «ad hoc»; la magia del incienso que impregna la sala; los diferentes lenguajes, desde cuidados títeres hasta bailes populares; el vestuario tradicional de Deborah Macías… La historia es sencilla: el camino de la estrella. Los tres sabios de Oriente presagian lo que ha de venir, eligen sus regalos y emprenden viaje hasta llegar al Mesías.

Comandados por la sabiduría de Alicia Lázaro, responsable de la investigación musical de éste y otros muchos montajes, un cuarteto acompaña a los actores aportando la época en sus sonidos

Comandados por la sabiduría de Alicia Lázaro, responsable de la investigación musical de éste y otros muchos montajes, un cuarteto acompaña a los actores aportando la época en sus sonidos. Y el trío de intérpretes, Jorge Basanta, Alejandro Sigüenza y Francisco Rojas, jóvenes y entregados, hace el resto, junto a Nati Vera, todo frescura, que encarna varios papeles.


Autores: A partir de varios textos castellanos. Siglo XII.. Dramaturgia y dirección: Ana Zamora. Dirección musical: Alicia Lázaro. Intérpretes: Jorge Basanta, Francisco Rojas, Alejandro Siguenza, Nati Vera. Músicos: Sofía Alegre (fídula), Alicia Lázaro (zanfona y laúd), Elvira Pancorbo (flautas y orlo), Isabel Zamora (órgano y cornamusa…. Teatro de La Abadía. Madrid.

Crítica publicada originalmente en La Razón, recogida en Notas desde la fila siete (Diciembre 2008).

Estrellas Volodia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.