Troya con “T” de Alepo

Troyanas
Aitana Sánchez-Gijón, y el resto del reparto l fondo, en la obra / Foto: Sergio Parra
LAS TROYANAS

El ciclo troyano de Eurípides, casi como cualquier otro gran clásico griego, hoy en día no sólo admite sino que agradece una interpretación en clave contemporánea. Releer la tragedia de las mujeres de la ciudad caída y saqueada, madres y viudas que verán que el horror no ha hecho casi más que comenzar, inevitablemente implica un ejercicio de viaje temporal. Cualquier espectador más o menos reflexivo vinculará lo visto con las imágenes retenidas: hoy, Kabul, Bagdad, Alepo. Hace treinta años, Vietnam, Camboya, Afganistán, Líbano… Continuar leyendo “Troya con “T” de Alepo”

Más madera

Cunill, Bermejo y Escolar, en Vania / Foto: Alba Pujol
VANIA (VERSIÓN LIBRE DE LA OBRA DE CHÉJOV)

Resulta casi provocador tener en cartelera Espía a una mujer que se mata y estrenar otra versión de Tío Vania con tanto en común con la de Daniel Veronese. El Vania libre de Àlex Rigola no lo es tanto: está fuertemente sujeto al concepto de deconstrucción. Viene a durar casi lo mismo que el del argentino y, como aquél, extrae la esencia del texto para dejarla reducida a una espuma aromática con cuatro personajes. ¿Copia? Continuar leyendo “Más madera”

Mate a su padre

Elejalde y Espinosa, en Tebas Land
TEBAS LAND

Ya dijo Freud que todos habitamos en cierto modo en el imaginario lugar de este título. Tebas Land es un estado, pero no geográfico sino mental, un fatum que la civilización amarra: matar al padre es la secreta necesidad, el rito de transición que por fortuna la mayoría cumplimos de maneras menos literales. Y de eso, del parricidio, habla el laberinto de símbolos y vínculos que ha escrito el dramaturgo franco-uruguayo Sergio Blanco y que llega ahora a Madrid de la mano de Natalia Menéndez. Continuar leyendo “Mate a su padre”

¿Quién no querría bailar?

Natalia Millán y Pau Gimeno, como Billy, en el musical
BILLY ELLIOT

Pocas veces sale uno de un teatro con el ánimo tan conmovido. Billy Elliot lo tiene prácticamente todo. Y lo que no tiene, lo suple con todo lo demás. Es sin duda el gran estreno musical de la temporada. Sus mejores armas no son fáciles de emular: una producción deslumbrante, una historia de partida magistral -y muy bien adaptada- y un reparto impecable en el que llama la atención el fabuloso trabajo, y no siempre es fácil, de sus jóvenes actores. Continuar leyendo “¿Quién no querría bailar?”