La belleza de un bosque en movimiento

MACBETH

Resulta complejo escribir sobre un espectáculo “heredado”. ¿Cuánto hay en este Macbeth de Gerardo Vera y cuánto de Alfredo Sanzol? El gran escenógrafo y director, que llevó las riendas del Centro Dramático Nacional durante ocho años, antes de Ernesto Caballero, a quien a su vez sucedió Sanzol, falleció el pasado septiembre a causa de la maldita pandemia de Covid-19. Sanzol ha completado una puesta en escena de la gran tragedia de Shakespeare ideada por Vera, aunque lógicamente el resultado final es una mezcla de los sellos de ambos. Continuar leyendo “La belleza de un bosque en movimiento”

Festival de Almagro: Volodia viaja al Siglo de Oro

En un lugar de La Mancha…

De acuerdo, pido disculpas por la ‘apropiación cultural’, ahora que se lleva tanto el concepto. La tentación era intensa. Almagro no es un lugar cualquiera. La primera impresión del viajero despistado: un horno de sol, una plaza que es una casita de muñecas a escala, un puñado de calles encaladas, un tarro de berenjenas, queso, vino, duelos y quebrantos. Continuar leyendo “Festival de Almagro: Volodia viaja al Siglo de Oro”

¿Quién no querría bailar?

Natalia Millán y Pau Gimeno, como Billy, en el musical
BILLY ELLIOT

Pocas veces sale uno de un teatro con el ánimo tan conmovido. Billy Elliot lo tiene prácticamente todo. Y lo que no tiene, lo suple con todo lo demás. Es sin duda el gran estreno musical de la temporada. Sus mejores armas no son fáciles de emular: una producción deslumbrante, una historia de partida magistral -y muy bien adaptada- y un reparto impecable en el que llama la atención el fabuloso trabajo, y no siempre es fácil, de sus jóvenes actores. Continuar leyendo “¿Quién no querría bailar?”

El espectáculo debe continuar

FOLLIES

Qué hermoso epílogo: “Hay que vivir, hay que querer, hay que reír”. Sonaría a pastel, a receta de autoayuda, si durante las tres horas anteriores no hubiéramos asistido a un carrusel sin concesiones llamado existencia, con su brillantina y sus harapos, una historia cargada de nostalgia, crueldad y resignación cantada por un maestro que hace musicales que no parecen musicales, Stephen Sondheim. La excusa elegida por el neoyorquino en Follies –cuatro décadas ha tardado en llegar a Madrid, inexplicable– es homenajear a su querida profesión, a través del viejo cabaret de variedades, un género en extinción. Pero hay más que eso en una historia cargada de brillo y decadencia. Continuar leyendo “El espectáculo debe continuar”

Tolcachir le hace justicia a Miller

TODOS ERAN MIS HIJOS

Al contrario que Albert Camus, entre su madre y la justicia, el iracundo Chris Keller no escogería a su madre. O, en su caso, a su padre. Y ahí reside la tragedia de Todos eran mis hijos, un texto inmenso de Arthur Miller que ya en su día sacudió a la sociedad norteamericana y que, décadas después de su estreno en 1947, no deja de sorprender. Suerte de Willy Loman en permanente batalla con su pasado, sobre Joe Keller cae como un alud la condena de la América que quiso limpiar su conciencia tras la Segunda Guerra Mundial. Y la fábrica de recambios para avión del protagonista es la herida abierta que marcará a la larga a la familia. Continuar leyendo “Tolcachir le hace justicia a Miller”