El rap pica bien y alto

LA CALDERONA

Tarde o temprano, tenía que llegar un musical en clave de hip-hop. El tema elegido ha sido la vida de una famosa actriz y cortesana del siglo XVII, María Inés de Calderón, “La Calderona”, diva del momento, amante de nobles varios, favorita del rey Felipe IV y, en última instancia, madre de un célebre bastardo real, Juan José de Austria, encargado entre otras tareas, de controlar la revuelta de Nápoles. Sí, amigos, el Siglo de Oro tiene mucho flow. Continuar leyendo “El rap pica bien y alto”

Estrellas Volodia

Sin salirse del guion

EL DISCURSO DEL REY

Los vasos comunicantes entre cine y teatro son tan viejos como el propio séptimo arte y funcionan en ambas direcciones. Es frecuente que una obra de éxito salte al celuloide (al digital cada vez más), y cada vez lo es más que una película pase a habitar los escenarios. El peligro, obviamente, son las comparaciones. Adaptar una película casi olvidada o un clásico puede generar en una afortunada reinvención. Hacerlo con un taquillazo reciente también, pero exige más imaginación para no caer en la reedición. El discurso del rey, título que triunfó en los Oscar en 2011, fue adaptado a las tablas por su propio director, Tom Hooper. Continuar leyendo “Sin salirse del guion”

Estrellas Volodia

Tan mala como Bolena

ENRIQUE VIII Y LA CISMA DE INGLATERRA

El mejor escribano hace un borrón. Y eso vale hasta para los que se llaman Lope, Tirso… o Pedro. El joven Calderón de la Barca que escribió La cisma de Inglaterra parecía querer complacer a la católica corte española con esta tragedia inasible en su fundamento ideológico. Problemas de estructura y ritmo al margen –aceptablemente resueltos por la versión de José Gabriel López Antuñano, y aun así le sobra algún largo monólogo–, es una tragedia sesgadísima, impropia del autor de El alcalde de Zalamea o La vida es sueño, algo que explica su contexto histórico. Continuar leyendo “Tan mala como Bolena”

Estrellas Volodia

La derrota de la voluntad

LA OLA

El experimento que el profesor Ron Jones llevó a cabo en 1967 en un instituto de California es aterrador e ilustrativo de la naturaleza humana: para que sus alumnos de 15 y 16 años entendieran cómo Alemania pudo dejarse arrastrar hacia el nazismo los embaucó en un proyecto escolar seductor, La Tercera Ola, basado en una nueva manera de entender la relación entre profesor y alumno y el respeto a uno mismo (“disciplina”), el nacimiento de un grupo de trabajo (“comunidad”) y la expansión a alumnos de otras clases (“acción”). Conceptos que de por sí son positivos, pero que pueden servir para manipular a una mente poco crítica. Aquellos chavales reprodujeron en pocas semanas, sin darse ni cuenta y llevados por el entusiasmo de pertenecer a una gran familia en la que se sentían importantes y superiores al resto, los mecanismos del nacionalsocialismo, simbología, parafernalia y saludos incluidos. Continuar leyendo “La derrota de la voluntad”

Estrellas Volodia

Velázquez, con luces y sombras

LA PUTA ENAMORADA

Diego Velázquez, grande entre los grandes, tuvo una vida cortesana. Quizá hasta aburrida. Pero el buen teatro sabe rascar. Y si hace falta inventar y jugar a los encuentros posibles, nada está prohibido. Chema Cardeña escribió –y estrenó– en 1998 La puta enamorada, un texto en prosa ágil y amena, con escritura accesible, pero respetuoso con el habla del Siglo de Oro, que imagina un encuentro en las afueras de la corte madrileña entre el pintor de cámara, ya famoso y acaso amante de la reina, y María Calderón, “La Calderona”, célebre cómica y querida de Felipe IV. Continuar leyendo “Velázquez, con luces y sombras”

Estrellas Volodia

En torno a la gran pregunta

LA SESIÓN FINAL DE FREUD

Al cabo, toda filosofía examina la cuestión de Dios. ¿Existe o no? De Aquino a Kant, de Spinoza a Heidegger, de Nietzsche a Küng, el pensamiento occidental ha abordado la pregunta sin respuesta. La sesión final de Freud es un duelo muy interesante de inteligencias antagónicas apoyado en un encuentro hipotético en septiembre de 1939 entre Sigmund Freud, ateo convencido, y C. S. Lewis, ex ateo converso. Continuar leyendo “En torno a la gran pregunta”

Estrellas Volodia

¡Su reino por entender algo!

SUEÑOS Y VISIONES DEL REY RICARDO III

En una célebre escena de Ser o no ser, de Lubitsch, el primer actor se desesperaba cada vez que, al comenzar el célebre monólogo de Hamlet, un espectador de la primera fila se levantaba reventándole su gran momento. Así debió de sentirse el pasado miércoles Juan Diego. Nada más encarar el arranque de Ricardo III, dos móviles se impusieron persistentemente. Continuar leyendo “¡Su reino por entender algo!”

Estrellas Volodia

La pasión según Portillo

EL TESTAMENTO DE MARÍA

Por edad, Blanca Portillo podría zozobrar en el papel de María, madre de Jesús de Nazaret, ya retirada en Éfeso. Una mujer castigada por la vida y ya en su setentena que recuerda los acontecimientos del pasado que llevaron a la cruz a su hijo; una viuda que se amortaja en vida en un duelo apócrifo y que reza en secreto a Artemisa y otros dioses antiguos. En fin, algún inconveniente hay que ponerle, por aquello de ejercer de crítico feroz, a otro enorme “tour de force” actoral. En este monólogo de setenta minutos aherrojado de clavos, sangre y lágrimas, la Portillo –me van a permitir el “la” admirativo– da un paso más en una carrera plagada de éxitos. Continuar leyendo “La pasión según Portillo”

Estrellas Volodia

Podían prometer… y cumplieron

TRANSICIÓN

Si nuestra Transición política fue posible gracias a buenas dosis de consenso, otro ejercicio de responsabilidad, ésta artística y entendida como generosidad y capacidad para el trabajo en común, ha llevado a buen puerto su homónima teatral, Transición, que es a la vez una reflexión sobre aquel periodo y un homenaje, que no hagiografía, a la figura de Adolfo Suárez. Continuar leyendo “Podían prometer… y cumplieron”

Estrellas Volodia

Flotats, el gran insolente

BEAUMARCHAIS

En manos adecuadas, los grandes personajes ofrecen posibilidades dramatúrgicas a su escala. Brecht engrandeció, si cabe, a Galileo, y Casona a Quevedo, dotándoles de ese soplo de vida que el aséptico ensayo histórico proscribe y el teatro exige. Beaumarchais, en ese sentido, es una biografía –y lo es más que los ejemplos anteriores–, pero ante todo un retrato, el de un hombre apasionante y apasionado por todo: las mujeres, la literatura y la política. Y, por encima de todo, la vida y la libertad. Continuar leyendo “Flotats, el gran insolente”

Estrellas Volodia