Una historia terrorífica

PRIVACIDAD

A menudo, por más que los creadores teatrales digan resistirse a las etiquetas y consideren a sus criaturas especialísimas, estas no lo son tanto. Pero hay casos en que realmente uno no sabe muy bien dónde situar lo que ha visto. Esto, al margen de otras consideraciones, resulta de entrada reconfortante, pues implica necesariamente una cierta originalidad. El espectador que acuda a ver Privacidad, una nueva obra, montaje, pieza o espectáculo, llámenlo como quieran, en el Teatro Marquina, quizá salga diciendo que ha visto una comedia atípica, una obra de ficción divulgativa, un ensayo documental o un show audiovisual de investigación. Y sí, es un poco todo eso. Yo añadiré que Privacidad es además una historia de terror. Probablemente la más terrorífica que puedan escuchar hoy en día. Riánse de las pelis de zombis y de fantasmas japoneses. Continuar leyendo “Una historia terrorífica”

Estrellas Volodia

El “ladrillazo” llega al CDN

EL INSPECTOR

Imbuido del frenesí genial de Billy Wilder en Uno, dos, tres, Miguel del Arco, el hombre de moda en la escena española, viaja de la Rusia de 1836 a la España del pelotazo actual con El inspector, de Nicolái Gogol, su merecido debut en el Centro Dramático Nacional. Del Arco va quemando etapas rápido: triunfó con versiones personalísimas de Pirandello y Gorki –las magníficas La función por hacer y Veraneantes–, demostró que era igual de solvente en el soliloquio, dando alas a Nuria Espert y a Carmen Machi en sendos dramas, y puso su sello a  De ratones y hombres,  con el que pisa fuerte también en un encargo convencional. Continuar leyendo “El “ladrillazo” llega al CDN”

Estrellas Volodia

Valle-Inclán rompedor

AVARICIA, LUJURIA Y MUERTE

Valiente, necesario y sorprendente Retablo valle-inclanesco el que ha programado el Centro Dramático Nacional, y que reúne las cualidades ideales en un teatro público: compromiso, autoría española –de un grande en este caso–, riesgo y puertas abiertas a una nueva generación de creadores. La idea funciona a la perfección: tres directores para tres de las piezas. Cada uno con su personalidad. Continuar leyendo “Valle-Inclán rompedor”

Estrellas Volodia