Che idea!

CASTELVINES Y MONTESES

Que los clásicos se pueden actualizar y hacer de mil formas diferentes es a estas alturas algo incuestionable. Que todavía quedan maneras frescas de hacerlo y que no todo está inventado, quizá también sea obvio, pero no está de más que de cuando en cuando un montaje enorme en todos los sentidos como es Castelvines y Monteses venga a recordárnoslo. Y a hacernos disfrutar con una tarde de teatro divertido a rabiar, ingenioso y lúdico. Un viaje musical que hace pensar que aunque Romeo y Julieta se lleva la fama, esta otra versión de los amantes de Verona menos conocida con la pluma de Lope de Vega tiene mucho que decirle al público de hoy. Continuar leyendo “Che idea!”

Estrellas Volodia

La cara B de la cassette

"Los años rápidos", de Secun de la Rosa
Pepa Pedroche, en la obra / Foto: Javier Vallejo
LOS AÑOS RÁPIDOS

Secun de la Rosa es un corredor de fondo de la escena independiente. Desde hace ya dos décadas se mueve como pez en el agua en el terreno de la comedia, como dramaturgo y director, a la vez que ha desarrollado una carrera de intérprete en cine y teatro. Con su compañía Radio Rara ha dejado gemas, obras sin pretensiones que hacían salir de la sala con una sensación de disfrute inteligente y libre. Continuar leyendo “La cara B de la cassette”

Estrellas Volodia

Tan mala como Bolena

ENRIQUE VIII Y LA CISMA DE INGLATERRA

El mejor escribano hace un borrón. Y eso vale hasta para los que se llaman Lope, Tirso… o Pedro. El joven Calderón de la Barca que escribió La cisma de Inglaterra parecía querer complacer a la católica corte española con esta tragedia inasible en su fundamento ideológico. Problemas de estructura y ritmo al margen –aceptablemente resueltos por la versión de José Gabriel López Antuñano, y aun así le sobra algún largo monólogo–, es una tragedia sesgadísima, impropia del autor de El alcalde de Zalamea o La vida es sueño, algo que explica su contexto histórico. Continuar leyendo “Tan mala como Bolena”

Estrellas Volodia

El imperio de Portillo

LA VIDA ES SUEÑO

Los grandes textos a menudo hacen grandes a los montajes, pero el camino es de ida y vuelta y también un gran montaje puede realzar a un clásico, situándolo en el lugar que merece ocupar y erigiéndose como un pedestal de carne e ideas para sus versos. Que Helena Pimenta haya elegido La vida es sueño como su primer estreno al frente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico era hasta ayer una declaración de intenciones arriesgada, pues un corolario al principio expuesto al comienzo es que los grandes textos conducen también a las mayores caídas. Continuar leyendo “El imperio de Portillo”

Estrellas Volodia

Sombras que caminan

MACBETH

Escocia, durante el paréntesis sangriento de Macbeth, es un lugar oscuro y arbitrario en el que la vida nada vale. El teatro contemporáneo ha buscado a menudo aproximaciones estéticas a esta idea: el Macbeth de María Ruiz en 2004 o el de Carles Alfaro en 2008 exploraban territorios similares de angustia y penumbra. Pero la nueva propuesta de Helena Pimenta y la compañía Ur Teatro da un paso más y no sólo reafirma a la directora y los suyos como grandes conocedores de la esencia shakesperiana, sino como creadores capaces de generar sorpresa.

Pimenta emplea un sistema de llamativas proyecciones sobre una suerte de ciclorama de doble capa y logra que los ejércitos, la corte o la aparición de las brujas transmitan desasosiego. Hay algo de muerte, de fantasmagórico, en todos ellos. Parece que fueran, como dice al final Macbeth en sus célebres líneas, sombras que caminan.

En este tétrico “Macbeth” de estética de entreguerras, Pimenta borda una versión ajustada del verso de Shakespeare, que pone al servicio de sus actores

Pimenta explota estos recursos tecnológicos sin olvidar que hace teatro: el actor, en primer plano, logra una combinación que cautiva. En este tétrico Macbeth de estética de entreguerras –las casacas de cuero son la seña de identidad del hermoso vestuario de Rosa García Andújar–, Pimenta borda una versión ajustada del verso de Shakespeare, que pone al servicio de sus actores.

En este apartado llega el “debe” del balance: hace falta más trabajo de entonación en algún caso. José Tomé encabeza la compañía, pero su Macbeth no es la mejor elección, por voz y cadencia. No aparece en ningún momento el guerrero airado y cruel, aunque mejora cuando, ya coronado y en calma, juega con ironía en la corte. Sería un buen Claudio a todas luces. Pero Macbeth exige otro tipo de energía.

A su lado, ganan la potente Lady Macbeth de Pepa Pedroche, provista de maldad sutil –aunque en algún momento se deja llevar también por el aspaviento– y el duro McDuff de Óscar Sánchez Zafra. Que una joven actriz, Belén de Santiago, dé vida a Malcom, tampoco funciona bien. En su conjunto, en cualquier caso, este Macbeth es una brillante y original versión.


Autor: William Shakespeare. Versión y dirección: Helena Pimenta. Escenografía y dirección de audiovisuales: José Tomé. Intérpretes: José Tomé, Pepa. Pedroche, Óscar Sánchez Zafra, Javier Hernández-Simón, Tito Asorey, Belén de Santiago, Anabel Maurín. Teatros del Canal. Madrid. .

Crítica publicada originalmente en La Razón, recogida en Notas desde la fila siete (Diciembre 2011).

Estrellas Volodia

Otra joya oculta de Lope

Ernesto Arias y David Boceta, en la obra / Foto: EFE/Mariano Cieza Moreno

¿DE CUÁNDO ACÁ NOS VINO?

Las jornadas en el pueblo manchego de Almagro tienen algo de tradición, de acto recurrente, pero también casi siempre algo de descubrimiento. No deja de sorprender el tesoro de nuestra litaratura dramática que permanece escondido hasta que determinados esfuerzos demuestran que puede ser cercano, divertir y emocionar al público de hoy. Si Lope de Vega necesita pocas presentaciones, no ocurre así con algunas de sus obras más desconocidas, como esta ¿De cuándo acá nos vino? que la Compañía Nacional de Teatro Clásico ha elegido para cerrar temporada. Continuar leyendo “Otra joya oculta de Lope”

Estrellas Volodia

Orgullo clásico

"Las manos blancas no ofenden", de la CNTC

LAS MANOS BLANCAS NO OFENDEN

El bueno de Sydney Pollack, que nos dejó hace poco, nos hizo reír con Tootsie. Puede que no supiera que cuatro siglos antes en España triunfaban en los escenarios, los tapados, los travestidos y los enredos de confusión. Eduardo Vasco, al frente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, ha vuelto a apostar por recuperar un texto casi inédito de Calderón. Quizá Las manos blancas no ofenden, que ha estrenado en Almagro, no sea la más brillante de sus comedias. Pero da gusto ver al público rendido ante un montaje que hace pasar un buen rato. Continuar leyendo “Orgullo clásico”

Estrellas Volodia