María de Zayas y el MeToo

 
DESENGAÑOS AMOROSOS

El primer fin de semana del 41º Festival de Almagro deja sensaciones desiguales, con propuestas mejorables (algunas, mucho), otras notables y una brillante que cautivó a quien firma y a buena parte de la crítica. En otra entrada de esta página hablaré de FLDL ’11, el recital de Emilio Gutiérrez-Caba de poemas de Fray Luis de León acompañado de un trío de música de cámara barroca, y trataré también otro recital, hermoso y atípico, el de la cantante colombiana Betty Garcés, con músicas españolas (Turina, Mompou, Granados…) y textos de Quevedo, Góngora, Lope…También allí repasaré De lo fingido verdadero, adaptación en clave bufa de un texto de Lope sobre el juego de la realidad y la ficción en el oficio del actor, a cargo de Palmyra Teatro y KATUM Teatro.

Continuar leyendo «María de Zayas y el MeToo»

Festival de Almagro: Volodia viaja al Siglo de Oro

En un lugar de La Mancha…

De acuerdo, pido disculpas por la ‘apropiación cultural’, ahora que se lleva tanto el concepto. La tentación era intensa. Almagro no es un lugar cualquiera. La primera impresión del viajero despistado: un horno de sol, una plaza que es una casita de muñecas a escala, un puñado de calles encaladas, un tarro de berenjenas, queso, vino, duelos y quebrantos. Continuar leyendo «Festival de Almagro: Volodia viaja al Siglo de Oro»

Shakespeare, más divertido en la tragedia que en la comedia

OTELO (OTHELLO) / EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO

Toda comedia tiene en Shakespeare, maestro de la comunicación entre géneros, momentos que amenazan tragedia, aunque al final no se cumpla el presagio, y toda tragedia tiene sus escenas livianas. O casi toda. Entre las más duras está Otelo, oscura y sin apenas concesiones. Ver a un patio de butacas doblado de risa con una propuesta bufa de la historia del moro es un acontecimiento singular. Y, en este caso, el del Otelo del director argentino Gabriel Chamé que ha estrenado en España el Festival de Almagro, toda una experiencia teatral. Continuar leyendo «Shakespeare, más divertido en la tragedia que en la comedia»

Una libra de la mejor carne alemana

Christian Erdmann y otros actores del montaje / Foto: Matthias Horn
EL MERCADER DE VENECIA

El azar y la concurrencia de dos festivales estivales dedicados a los clásicos, Alcalá y Almagro, ha permitido ver casi seguidos, en muy poco espacio de tiempo, dos producciones diferentes de «El mercader de Venecia», con el morbo añadido de ser una, la de Alcalá, de Habima, una compañía de Tel Aviv, y otra, la de Almagro, de la Staatsschauspiel Dresden, el Teatro Estatal de la ciudad de Dresde. Continuar leyendo «Una libra de la mejor carne alemana»

Teatro al cubo en Almagro

LA TEMPESTAD

Como en toda buena fiesta popular, el Festival de Almagro reservó para su último fin de semana la traca final. El viernes, el Corral ofreció la poesía en pequeño formato de unos ya mediofondistas Chapitô –quince años llevan en la carretera–, compañía portuguesa de prestigio, con La tempestad como juguete. La noche permitió la posibilidad de la analogía con el doble programa del Corral de Comedias. A las 20:30 h, antes de los lusos, actuaron los autóctonos Nurosfera, con Canterbury. Continuar leyendo «Teatro al cubo en Almagro»

Otra joya oculta de Lope

Ernesto Arias y David Boceta, en la obra / Foto: EFE/Mariano Cieza Moreno
¿DE CUÁNDO ACÁ NOS VINO?

Las jornadas en el pueblo manchego de Almagro tienen algo de tradición, de acto recurrente, pero también casi siempre algo de descubrimiento. No deja de sorprender el tesoro de nuestra litaratura dramática que permanece escondido hasta que determinados esfuerzos demuestran que puede ser cercano, divertir y emocionar al público de hoy. Si Lope de Vega necesita pocas presentaciones, no ocurre así con algunas de sus obras más desconocidas, como esta ¿De cuándo acá nos vino? que la Compañía Nacional de Teatro Clásico ha elegido para cerrar temporada. Continuar leyendo «Otra joya oculta de Lope»

Orgullo clásico

"Las manos blancas no ofenden", de la CNTC

LAS MANOS BLANCAS NO OFENDEN

El bueno de Sydney Pollack, que nos dejó hace poco, nos hizo reír con Tootsie. Puede que no supiera que cuatro siglos antes en España triunfaban en los escenarios, los tapados, los travestidos y los enredos de confusión. Eduardo Vasco, al frente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, ha vuelto a apostar por recuperar un texto casi inédito de Calderón. Quizá Las manos blancas no ofenden, que ha estrenado en Almagro, no sea la más brillante de sus comedias. Pero da gusto ver al público rendido ante un montaje que hace pasar un buen rato. Continuar leyendo «Orgullo clásico»