Adiós a Peter Brook, gigante de la escena

Se nos acaba de marchar Peter Brook, gigante de la escena, a los 97 años. No para siempre, ya que deja su legado, su memoria y unas enseñanzas que, desde hace dácadas, son ya parte de la escuela vivida por gentes del teatro en todo el planeta.

El director británico ha sido uno de los grandes del Siglo XX y el XXI, uno de esos nombres que cuando se pronuncian invitan casi a la reverencia. Una leyenda viva en las últimas décadas, convertido ya en referencia para estudiantes, directyores, dramaturgos y amantes de las tablas. Pocos directores contemporáneos, quizá ninguno, han llegado a su nivel de influencia e importancia.

Peter Stephen Paul Brook (Londres 1925), hijo de emigrantes judíos procedentes de Letonia, se instaló en París en 1974. Allí, desde artístico el Théâtre des Bouffes du Nord, teatro que compró y convirtió en compañía señera y centro de operaciones,marcó el devenir de la escena europea e internacional con sus montajes esenciales y sus teorías, resumidas en su emblemático libro El espacio vacío, publicado en 1968, un título que es ya en sí una concepción de la escena.

En 1943, a los 18 años, debutó en Londres con el Doctor Faustus de Marlowe. Amante y renovador de Shakespeare, Brook fue director de la Royal Opera House de su Londres con 22 años, y creció en la Royal Shakespeare Company con nombres como Paul Scofield, Laurence Olivier, John Gielgud o Vivien Leigh.

Pero Brook fue también un cineasta experimental y libre, en películas como Moderato Cantabile, El señor de las moscas o la adaptación de Marat-Sade.

Viajero y de mente abierta, gran catalizador de otras culturas, adaptó en 1979 La Conférence des oiseaux. En 1985 deslumbró al mundo con su adaptación a la escena del poema épico hindú Mahabharata. Un montaje de nueve horas que marcó un camino a seguir, no ya por su duración, sino por su concepto esencialista y holístico de la escena, con folclore, danza y música. Una experiencia que hoy está considerada entre las grandes piezas del siglo XX.

Entre sus últimas visitas a España destacan varias visitas al Festival de Otoño y montajes como Sizwe Banzi est mort, de Athol Fugard, The Suit o 11 and 12, viajes a la narración de raíces africanas. También los Fragments de Beckett, piezas cortas y llenas de significados y lecturas.Y Warum, warum, monólogo-tratado que es todo un recorrido por grandes hombres del teatro europeo, de Artaud a Meyerhold, Gordon Craig o el propio Shakespeare.

En 2019 recibió en Oviedo el premio Princesa de Asturias de las Artes.

Estrellas Volodia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.