Tolcachir le hace justicia a Miller

TODOS ERAN MIS HIJOS

Al contrario que Albert Camus, entre su madre y la justicia, el iracundo Chris Keller no escogería a su madre. O, en su caso, a su padre. Y ahí reside la tragedia de Todos eran mis hijos, un texto inmenso de Arthur Miller que ya en su día sacudió a la sociedad norteamericana y que, décadas después de su estreno en 1947, no deja de sorprender. Suerte de Willy Loman en permanente batalla con su pasado, sobre Joe Keller cae como un alud la condena de la América que quiso limpiar su conciencia tras la Segunda Guerra Mundial. Y la fábrica de recambios para avión del protagonista es la herida abierta que marcará a la larga a la familia. Continuar leyendo “Tolcachir le hace justicia a Miller”

Estrellas Volodia

En compañía de lobos

REGRESO AL HOGAR

El Español homenajea a Harold Pinter, fallecido recientemente, de la mejor forma: con buen teatro. Llega este Regreso al hogar de Barcelona, donde se hizo en catalán. La traducción de Eduardo Mendoza es atrevida y contundente, como la obra, pero en exceso literal por momentos (llaman la atención algunos anglicismos). Por lo demás, la propuesta del director, Ferrán Madico, no puede ser más pinteriana: pausas, silencios, miradas y expresión corporal para conformar un lenguaje de secretos y dobles intenciones. Continuar leyendo “En compañía de lobos”

Estrellas Volodia

Magistral maratón Lepage

LIPSYNCH

Algún que otro espectador de Lipsynch, el maratoniano espectáculo de Robert Lepage, recordaba dos montajes históricos: el Mahabharata, de Peter Brook, y La Trilogía de los Dragones del propAñadir imagenio Lepage. Y no por cercanía estética, sino por su duración. El canadiense se alarga hasta las ocho horas y media, casi nueve, de función (dos de ellas se reparten entre varios descansos). Se dice pronto. Continuar leyendo “Magistral maratón Lepage”

Estrellas Volodia

Wilde aún es importante

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO

“Las circunstancias me impiden mentir como debiera”. Aunque fuera sólo por geniales latigazos como éste, en boca del protagonista de «La importancia de llamarse Ernesto», hay que admirar a un autor del siglo XXI llamado Oscar Wilde (1854-1900), un hombre libre que sigue fresco en los teatros, divirtiendo al público y recordándonos con su obra más famosa que el humor se encuentra en el mismo cromosoma que la inteligencia. Continuar leyendo “Wilde aún es importante”

Estrellas Volodia

Las entrañas del dragón

LE DRAGON BLEU

Hace ya dos décadas largas, en 1985, un joven –y ya entonces famoso– actor y director canadiense llamado Robert Lepage estrenó una obra que lo situaría entre los grandes de la escena internacional. Más tarde llegarían montajes como La cara oculta de la luna o Los siete afluentes del río Ota, pero fue La trilogía de los dragones la obra que descubrió a muchos el talento de Lepage, quien, pese a renegar del concepto “teatro” –él prefiere considerar lo suyo una unión de diversas artes– no deja de ser uno de los más destacados defensores, quizá de forma inconsciente, de lo que el buen teatro ha de ser: fantasía creativa, imaginación, juego: lo que sea menos aburrimiento. Continuar leyendo “Las entrañas del dragón”

Estrellas Volodia

Rigola se quema

En la soledad de los campos de algodón

DÍAS MEJORES

Vaya por delante la admiración por cualquiera que se anima a jugar con fuego. Quien nunca lo hace, nunca se quema. Álex Rigola ha apostado desde sus primeros montajes por el riesgo y la originalidad. Es un buscador de lenguajes y, para bien y para mal, un provocador. La mera elección de un texto como Días mejores, del autor norteamericano Richard Dresser, le sitúa en el inconformismo. Continuar leyendo “Rigola se quema”

Estrellas Volodia