Los vivos y los muertos

¡NÁPOLES MILLONARIA!

El universo de Eduardo de Filippo es delicioso y único. Tiene además la particularidad de orbitar en torno a un lugar concreto: Nápoles, su ciudad. Retratista como nadie de aquella urbe caótica, pícara y remendada, De Filippo logra que al hablar de la capital de Campania veamos el rostro de Italia entera, aunque acaso esto sea una verdad a medias. En ¡Nápoles Millonaria!, su texto más conocido, con permiso de Filomena Marturano, De Filippo nos abre una ventana a la vida en los barrios humildes en plena Segunda Guerra Mundial. Pero no es una obra sobre la guerra o el horror, sino una comedia sobre la miseria humana, sobre el egoísmo y la supervivencia. Un fresco con algo de neorrealismo y algo de moralismo. Un cuento divertido y tierno en el que la maldad y el dolor quedan aparcados por un rato. Y así lo ha entendido con acierto Antonio Simón es su hermoso montaje. Continuar leyendo “Los vivos y los muertos”

Estrellas Volodia

Las chicas de oro

"Las bárbaras",de Lucía Carballal
Martínez, Wagener y Fernández, en la obra / Foto: marcosGpunto

LAS BÁRBARAS

La primera frase de Las Bárbaras, el nuevo texto de Lucía Carballal, parece una declaración de intenciones: “No quiero más dramas en mi vida / Sólo comedias entretenidas”. La dice la cantante que ameniza el bar de un hotel donde han quedado tres amigas, más o menos entradas en años. Pero, claro, no es Carballal quien habla, sino Fangoria, en la voz límpida y hermosa de María Rodés, que en este montaje ejerce de intérprete musical y de actriz. Alaska se repetirá más adelante, casi ya al final, con un clásico: A quién le importa. Continuar leyendo “Las chicas de oro”

Estrellas Volodia

Sanzol habita la casa deshabitada

"La valentía", de Alfredo Sanzol
LA VALENTÍA

Siguiendo la línea de la notable comedia La ternura, el dramaturgo y director Alfredo Sanzol se lanza sin miramientos a la más disparatada de sus comedias hasta la fecha: La valentía. La mirada de Sanzol vuelve a los temas habituales en su teatro: el amor, el paso del tiempo, la importancia de las pequeñas cosas de cada día, de la familia y los seres queridos,… Pero esta vez opta por un vehículo ligero, una comedia de fantasmas y casas encantadas y un argumento que parece querer hermanarse, salvando muchas diferencias, con aquel clásico de Jardiel Poncela, Los habitantes de la casa deshabitada.

Continuar leyendo “Sanzol habita la casa deshabitada”

Estrellas Volodia

Cuñados barrocos y mujeres libres

Los empeños de una casa, de Sor Juana Inés de la Cruz. JCNTC.
David Soto Giganto y Kev de la Rosa, en la obra / Foto: marcosGpunto

LOS EMPEÑOS DE UNA CASA

Días de la Mujer, huelgas de género, galas de los Oscar y campañas mundiales al margen, cualquier tarde debería ser buena para ver una función como Los empeños de una casa, o para sentarse a leer y descubrir el bello verso y la fascinante figura de la mexicana (novohispana en realidad) Sor Juana Inés de la Cruz. Si encima coincide con la fecha, miel sobre hojuelas. Y si la propuesta es tan lúdica y bien construida como la de la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico, el disfrute se suma a la satisfacción. Un acierto el de la CNTC haber programado este texto y a esta autora del XVII, tan celebrada -quizá sea la más conocida de las dramaturgas de su siglo- como escasamente representada en España. Continuar leyendo “Cuñados barrocos y mujeres libres”

Estrellas Volodia

El discreto encanto de la Compañía

LA DAMA BOBA

Es reconfortante corroborar que un director inteligente como Alfredo Sanzol no ha olvidado -o eso doy por hecho, por lo visto en escena- que Lope de Vega facturaba textos como churros para un consumo rápido en los corrales de comedias y que una obra como La dama boba es, antes que nada, un vehículo ligero y ameno para la evasión del pueblo de entonces. Continuar leyendo “El discreto encanto de la Compañía”

Estrellas Volodia

Troya con “T” de Alepo

Troyanas
Aitana Sánchez-Gijón, y el resto del reparto l fondo, en la obra / Foto: Sergio Parra

LAS TROYANAS

El ciclo troyano de Eurípides, casi como cualquier otro gran clásico griego, hoy en día no sólo admite sino que agradece una interpretación en clave contemporánea. Releer la tragedia de las mujeres de la ciudad caída y saqueada, madres y viudas que verán que el horror no ha hecho casi más que comenzar, inevitablemente implica un ejercicio de viaje temporal. Cualquier espectador más o menos reflexivo vinculará lo visto con las imágenes retenidas: hoy, Kabul, Bagdad, Alepo. Hace treinta años, Vietnam, Camboya, Afganistán, Líbano… Continuar leyendo “Troya con “T” de Alepo”

Estrellas Volodia

Don Juan se va al infierno

DON JUAN TENORIO

Si de un texto se han hecho versiones en España para dar y tomar, ése es Don Juan Tenorio. Cada cual hace su aportación, su interpretación del mito romántico. No cabe por tanto ya el escándalo, sino el análisis reposado. Lo digo antes de que alguien crea que quien firma se lleva las manos a la cabeza. Bien está, vaya por delante, tener un Tenorio grande, ambicioso, en la Compañía Nacional de Teatro Clásico, y mejor si presenta todos los mimbres del éxito a priori.

Continuar leyendo “Don Juan se va al infierno”

Estrellas Volodia

Sanzol, el selenita

EN LA LUNA

Hay pocos creadores jóvenes en las artes escénicas españolas con un universo propio tan claramente definido como el de Alfredo Sanzol. En los últimos años ha patentado una fórmula que tiene como señas de identidad un teatro construido sobre sketches y un humor fino de tintes sociales y familiares. El dramaturgo y director busca una narración costumbrista, alejada de la tentación de lo grueso pero sin pelos en la lengua: en un momento de Sí, pero no lo soy, dos lolitas provocadoras jugaban del vocablo, y en otro de este nuevo espectáculo, En la luna, dos niños abordan sin tabúes la vida sexual de sus padres. Los diálogos y las situaciones del autor navarro son tiernos y bruscos, un punto marcianos y a la vez perfectamente verosímiles. Continuar leyendo “Sanzol, el selenita”

Estrellas Volodia